LaMelo Ball se presenta al Draft. Esto es lo que hemos aprendido de él en Australia. ¿Candidato al nº1?

Nombre: LaMelo
Apellido: Ball
Fecha de nacimiento: 22/08/2001
Rol principal: generador primario
Rol secundario: director de juego
Altura: 6’7 (2.00m)
Peso: 180 (82kg)
Estadísticas 2019-20: 17.1 puntos, 6.7 asistencias, 7.8 rebotes
Proyección: Segunda espada, tercera espada

¿Cómo juega LaMelo Ball?

Puntos fuertes

  • LaMelo Ball es un jugador muy inteligente y con excelente visión del juego. Es un pasador creativo y que demuestra ya tener un gran instinto y timing para realizar el pase en el momento más oportuno.
  • Tiene muchas papeletas para ser el mejor creador con el balón de su clase. Es el único del draft que proyecta poder ser élite tanto en manejo de balón como capacidad pasadora.
  • Es más atlético que lo que parece en un principio, aunque es evidente que tendrá que ganar peso y músculo para tener más garantías en el siguiente nivel. Buena altura para el puesto.
  • Cuando gane peso y músculo debería poder llegar a ser un defensor en la media, pudiendo defender en varias posiciones gracias a su altura.
  • Buena habilidad para anotar cerca del aro y en la zona. Si llega alrededor de la canasta es una amenaza.
  • Instinto para rebotear y subir rápidamente el balón.
  • De momento parece haber sabido aislarse lo suficiente del elemento mediático de su padre. Cuanto menos aparezca LaVar, mejor para su carrera.

Revisa todas nuestras publicaciones sobre LaMelo Ball

Puntos débiles

  • Debe mejorar en su selección de pases. En muchas ocasiones prefiere el pase espectacular pero arriesgado cuando uno más sencillo tendría el mismo resultado.
  • LaMelo Ball es un lanzador muy inconsistente. No solo tiene que mejorar su lanzamiento exterior (28% de lanzamiento en Australia), también su selección de tiro. Su mecánica no es tan horrorosa como la de su hermano Lonzo cuando salió de la universidad, pero también necesita algunas mejoras.
  • Todavía duda en numerosas ocasiones antes de atacar. Tiende a usar el bote previo al ataque, abusando del dribbling hasta que decide qué hacer. En esas situaciones no es tan rápido en su primer paso como cuando ataca de forma decidida y directa.
  • Pierde rápido el interés en defensa. No siempre se esfuerza al máximo, y es dado a tener despistes importantes cuando su defensor no tiene el balón.
  • Hasta que gane peso y músculo otros jugadores mucho más fuertes que él podrán beneficiarse del emparejamiento con LaMelo, tanto en ataque como en defensa. Al verse débil juega con miedo al contacto y a penetrar hasta la canasta. Eso empeora su efectividad intentando anotar en tráfico.
  • Es el quinto jugador más joven del top 100 de ESPN, será uno de los más jóvenes del draft.
  • Red flag: sufrió una lesión por un golpe en su pie izquierdo que le hizo perderse una buena parte de la temporada, aunque en realidad pareció una excusa para poder regresar a Estados Unidos antes de terminar la temporada en Australia.
  • Red flag: su padre.

 

Comentario

  • Del desarrollo de su tiro dependerá en gran medida el techo de LaMelo Ball. Si es capaz de conseguir un lanzamiento exterior que deba respetarse puede ser un gran jugador. Si no, aún tendrá un buen rol por sus otros puntos fuertes, pero no tan importante.
  • Según vaya madurando su cuerpo debería convertirse en una amenaza inmediata de triple doble.
  • Si todo va mal, terminaría siendo una especie de Michael Carter-Williams.