El coche que llevaba al trío arbitral (Luigi Lamonica, Damir Javor y Emin Mogulkoc) de vuelta a su hotel tras el encuentro entre Panathinaikos y Barcelona fue atacado por un grupo de asaltantes. Comunicado de la Euroliga sobre lo sucedido:

«Afortunadamente, los tres árbitros, el coordinador y el taxista están bien»

«Si se identifica a las dos personas, se les prohibirá de por vida asistir a cualquier partido de la Euroliga, sin perjuicio de cualquier otro procedimiento legal adicional».

«El ataque no tiene precedentes en la historia en las veinte temporadas disputadas, si ocurriera un incidente similar en Grecia, significaría que no se puede garantizar un entorno seguro para los equipos visitantes, los árbitros y el resto del personal acreditado y que, por lo tanto, se evaluaría inmediatamente la reubicación de todos los partidos, bajo su organización, fuera de Grecia».

Todo sucedió a cinco kilómetros del OAKA, el pabellón donde juega como local el conjunto heleno. Un grupo de personas, todavía sin identificar por las autoridades griegas, atacó el taxi que llevaba al trío arbitral de vuelta al hotel.Una agresión de la que el veterano colegiado italiano se llevo la peor parte.

«Golpearon varias veces la ventanilla trasera izquierda, rompieron el cristal y algunos pedazos golpearon a Luigi Lamonica en la cara. La motocicleta desde la que se produjo el ataque no tenía matrícula y los asaltantes llevaban sus caras tapadas con máscaras. No pudimos verlos», declaró el árbitro turco Emin Mogulkoc a Tivibuspor.

Lamonica habló sobre lo sucedido con la Gazzetta dello Sport y tranquilizó a todos sobre su estado tras el desagradable incidente. «Idiotas los hay en todos sitios. Estoy bien. He sufrido lesiones en la barbilla y la mano, pero no hay problema. Estoy listo para pitar el siguiente partido».

Comunicado Panathinaikos hace dos días:

«Condenamos enérgicamente cualquier forma de violencia y reforzaremos nuestros esfuerzos para combatirla», indicó en un comunicado, en el que apunta que están a la espera de que las autoridades identifiquen a los encapuchados que asaltaron el taxi en el que iban los colegiados.Uno de ellos, el italiano Luigi Lamonica, sufrió heridas leves en la barbilla y en una mano, pero tras pasar por un centro sanitario aseguró que no tiene problemas para estar a punto para el próximo partido, y que según el club griego estuvo acompañado por responsables del mismo tras sufrir el percance.Mientras tanto, la asociación de jugadores de la Euroliga, también indicó que condenan «toda forma de violencia». «No hay lugar para estas situaciones en el deporte. Deseamos a Luigi Lamonica una rápida recuperación y le mandamos nuestro apoyo», señala el colectivo.