Anteriormente el jugador que no encontraba lugar en la NBA y aspiraba a algo más que a la D-League miraba de reojo hacia Europa y esperaba allí ser un jugador determinante y hacer carrera. Esto ocurría hace cinco-diez-quince años, pero la cosa ha cambiado en la actualidad y -cómo no- con el dinero como principal protagonista. Bien es cierto que Turquía o Rusia siguen siendo países que económicamente están creciendo en lo que al baloncesto se refiere y eso les permite contar con jugadores de experiencia en la mejor liga del mundo. No obstante, éstos cada vez están optando más por ir a Asia, concretamente a China. Y está quedando una liga excepcional, al menos en cuanto cartel, con 20 equipos y más de una treintena de jugadores con pasado NBA.

Stephon Marbury fue de los primeros, el chino Yianlian Ji le siguió y tras ellos muchos jugadores más en los que destacan el ‘filipino’ Andray Blatche y el campeón NBA Metta World Peace. Es curioso pero no son ellos los que dominan en la primera división del baloncesto chino, son otros que también pueden presumir de haber jugado en la NBA.

¿Quiénes destacan en la Chinese Basketball Association (CBA)?

  • Willie Warren, que jugó en Los Angeles Clippers la temporada 2010-11, es el máximo anotador: Tiene 25 años, es combo-guard (base-escolta) y pasó por la NBA (Los Angeles Clippers) sin hacer ruido después de jugar y formarse deportivamente durante dos años en la Universidad de Oklahoma. Antes de llegar al continente asiático estuvo jugando tres años en Europa y llegó incluso a conseguir 50 de valoración en un partido de la Liga Adriática con el Szolnoki Olaj húngaro. Actualmente, tras jugar con la Virtus de Bolonia la pasada temporada, está jugando para Chongqing Fly Dragon, colista de la CBA. Promedia 38,8 puntos por partido, una auténtica barbaridad. Sus números: 69.5% en tiros de dos, 41.8% en triples, 5,8 rebotes, 6,5 asistencias, 1,9 recuperaciones y 37,2 de valoración en 40.4 minutos por encuentro.
  • De la segunda liga israelí a brillar en China: Otro americano, otro base (1.88 metros de altura y 27 años) pero éste sin pasado en la NBA. Su nombre es Errick McCollum, sí que ha jugado ligas de verano pero nunca ha tenido la oportunidad de jugar en la mejor liga del mundo. Ha crecido deportivamente hablando en Europa y tuvo en la segunda división israelí su escaparate para demostrar en la 2011-12 de lo que era capaz. Llamó la atención al Apollon Patras y se fue a Grecia, donde hizo buenos partidos que le valieron para la temporada siguiente fichar por el Panionios. De allí a China, a jugar con el Zhejiang, el deciimoquinto clasificado de la CBA. Sus promedios: 38,3 puntos (50,1% en tiros de dos y 34% en triples), 7,3 rebotes, 5,6 asistencias y 31,7 de valoración en 40.3 minutos.
  • Ganó un anillo con Nowitzki y ahora maravilla a China: es uno de los nombres propios de la liga y un jugador que a sus 26 años tendría cabida en cualquier equipo de Europa. Sale a exhibición por partido en el continente asiático y parece feliz con su nueva vida. Dominique Jones jugó tres años en los Dallas Mavericks y formaba parte de aquel equipo que consiguió en 2011 ganar la NBA. Está jugando con los Tigers (quintos clasificados) y lo está bordando: 37,8 puntos, 8 rebotes, 8,4 asistencias (mejor pasador de la liga), 2,6 recuperaciones y 33,3 de valoración en 42,4 minutos por partido.
  • Jugó con Kobe, Carmelo Anthony, también con Pierce y ahora, tras más de un lustro en la NBA, la lía en China: Von Wafer, otro caso de jugador que pasó sin hacer demasiado ruido en la NBA y que ha encontrado en China su lugar idóneo para triunfar tras un breve paso en 2009 por Grecia para jugar con el Olympiakos. Es un escolta de 29 años y 1.96 metros que puede presumir de haber entrenado con algunos de los mejores jugadores de la NBA: Kobe Bryant, Carmelo Anthony, Paul Pierce… y en el país asiático está mostrando lo enseñado por esas estrellas: juega en el Shanzi Zhongyu (séptimo clasificado) y promedia 31,4 puntos, 5,5 rebotes, 5,8 asistencias, 1,7 recuperaciones y 28,5 de valoración en 39.7 minutos por encuentro.
  • Uno de los mejores americanos que han pasado por Europa también brilla en China: En Dongguan están encantados con él y no es para menos, saben que tienen en Bobby Brown a uno de los mejores estadounidenses que han pasado por la Euroliga en la última década. Maravilló en Siena y desde 2013 está jugando con los ‘leopardos’. Antes de venir al Viejo Continente jugó para cuatro franquicias de la NBA: Sacramento Kings, Dallas Mavericks, Minnesota Timberwolves y Dallas Mavericks. Sus promedios esta temporada, increíbles: 31,4 puntos, 4,7 rebotes y 6,7 asistencias en 40,6 minutos por partido.

Las estrellas tampoco decepcionan: Jianlian Yi, Marbury, Metta World Peace, Haddadi…

Guangdong es el líder de la CBA y mucha culpa de ello la tiene el pívot Jianlian Yi, otro viejo conocido en la NBA y señalado en su día como ‘el sucesor de Yao Ming’. En la NBA tuvo partidos buenos pero jamás llegó a ser una estrella, por lo que decidió regresar a casa para convertirse en uno de los jugadores mejor pagados de la liga, al mismo tiempo que uno de los principales protagonistas. Esta temporada tampoco está decepcionando y ha encontrado con el ex-NBA Will Bynum a un socio de lujo para convertir a los Tigers en principales candidatos a alzarse con el título a final de temporada. Los números del gigante chino: 27,4 puntos, 9,6 rebotes y 1,1 tapones en 35.8 minutos.

Foto: icpress.com
Foto: icpress.com

¿Y Stephon Marbury? La gran estrella del baloncesto chino que hace poco hizo una durísima confesión, tampoco está decepcionando con los Beijing Ducks. El ex-jugador y estrella en la NBA ha encontrado en la capital de China su nueva casa y allí nuevamente es feliz tras un final de carrera NBA bastante duro. Comparte vestuario con Randolph Morris, nuevo líder (en lo que a valoración se refiere) de los ‘patos’. Los números esta temporada de Marbury a sus 37 años son de 16,9 puntos, 3,3 rebotes, 5,7 asistencias y 15,9 de valoración en 33.3 minutos.

Mejor le está yendo a un también feliz Michael Beasley, que tras ‘fracasar’ en la NBA está siendo uno de los principales protagonistas en su primera temporada en China. Está en Shanghai, juega para los ‘tiburones’ y tiene en Bernard James a su socio particular para intentar clasificar al equipo lo más arriba posible y en los playoffs poder dar la campanada. Será difícil, el equipo está pecando de irregularidad a pesar de los numerazos del ex-compañero de Ricky Rubio, Kevin Love, Dwyane Wade, Chris Bosh y LeBron James. Promedia 29,2 puntos, 10,4 rebotes, 5,1 asistencias y 2 recuperaciones en 38.2 minutos por partido.

Hamed Haddadi, otro jugador con pasado en la NBA y uno de los refuerzos de lujo el pasado verano en China, está causando buena impresión y yendo a más conforme pasan las semanas con Qingdao. Él, Mike Harris y Justin Dentmon están tirando de casta y orgullo cada partido y actualmente el equipo que entrena Liu Qiuping se sitúa en la tercera posición de la liga regular. Los números del pívot iraní son de 20,9 puntos, 10,6 rebotes, 3,7 asistencias y 28 de valoración en 38.3 minutos por partido.

Y por último el último ‘ídolo chino’, Metta World Peace. Su equipo no termina de cosechar buenos resultados, ha perdido más partidos que ganado y ocupa uno de los últimos lugares en la clasificación pero sin embargo siempre que juegan como locales la gente acude para ver al ex-campeón NBA y una de las caras alegres de la liga. El ex-compañero de Pau Gasol y Kobe Bryant en Los Angeles Lakers promedia 19 puntos, 6 rebotes y 1,1 asistencias en 28.5 minutos por partido.