Se llama Jamal Rodgers y es una de las últimas estrellas del basket callejero. Suele dejar su sello en cada partido, pero la última que ha hecho es una pasada. Hot Sauce, otra leyenda del streetball, bota y bota hasta que marea a su defensor. Lanza un alley-oop imposible, aparece Baby LeBron y hace un tremendo mate que manda al suelo al rival. Una auténtica pasada que puedes disfrutar sólo con darle al play y que recoge Bleacher Report.