Metta World Peace, el artista anteriormente conocido como Ron Artest, es un gran fan de Michael Jordan. Era un gran seguidor en su adolescencia del equipo de Chicago, por eso no cabía en sí mismo de alegría cuando fueron ellos quienes le draftearon.

Artest llegaba a una liga en la que ya no estaban Jordan ni Phil Jackson, y Scottie Pippen había cambiado de equipo, pero eso no le quitó la ilusión. Cuando Jordan se preparaba para su segundo regreso coincidió con él en un partidillo de verano… pero aquel no fue precisamente un buen día.

Así se lo contaba el mismo Metta World Peace en el podcast Tampering.

«Jordan me dijo que me asegurase de estar en ese partido. Así que imagínate. Michael Jordan me había dicho que jugara con él porque le gustaba lo duro que jugaba,» decía World Peace. «Aquel día intentó atacarme en el poste, y yo lo traté de evitar. La clave si te quería llevar al poste era que no le llegara el pase. Así que estaba intentando negárselo con mi mano izquierda. Él me agarró mi brazo derecho con su mano izquierda, así que intenté soltarme. Al hacer el movimiento mi codo impactó en sus costillas. El árbitro (Jordan llevaba siempre árbitros a sus pachangas) pitó falta en ataque de Michael, y yo lo celebré. Pero él se quedó en apoyado en el suelo doliéndose del costado.» 

«Había lesionado a Michael Jordan. Me fui a mi casa y no salí de allí durante días. No fui al gimnasio, todo el mundo me preguntaba que dónde estaba. Me pasaba el día bebiendo Hennessy. Hasta que me llamó mi agente Mark Bartelstein y me preguntó si estaba bien. Le dije que no. Que creía que había lesionado a Michael Jordan.» 

«¿Este será el hijo de….?». Pippen, Artest, Rodman, Mutombo y otros apellidos conocidos que vuelven a sonar en EEUU

«Entonces se hizo público: Michael Jordan tenía había sufrido una fractura en las costillas. Y Ron Artest había tenido una pelea con Michael Jordan. No me lo podía creer, yo no me había peleado con él. Se decía que le había pegado un puñetazo. No quería salir de mi apartamento. Entonces el mismo Jordan me llamó. Me dijo que todo estaba ok, que esas cosas pasaban, que no me preocupase por ello. Eso me animó y volví a jugar. Fue una de las mejores llamadas de teléfono de mi vida. Hablé con Jordan dos veces por teléfono.» 

La otra ocasión en la que Michael Jordan llamó por teléfono a Ron Artest fue después del desagradable día en el que terminó peleándose con los aficionados de Detroit.

«Me dijo que aguantase. Fue increíble,» recuerda World Peace. «Si puede ayudarte, te ayudará, y aunque sea simplemente llamando eso es una gran ayuda si viene de Michael Jordan.»