Inesperado problema para el campeón de la Euroliga que al igual que la gran mayoría de equipos en el Viejo Continente ya ha empezado la pretemporada. Según informó el periodista David Pick, Sofoklis Schortsanitis no iniciará los entrenamientos junto al resto de sus compañeros después de que en las tradicionales pruebas médicas post-verano se le revelara la presión arterial alta, por lo que ahora mismo es una incógnita saber si el pívot griego estará en perfectas condiciones próximamente (en caso de no poder estar bien físicamente el Maccabi de Tel Aviv, obviamente, podría desvincularse del jugador).

A sus 29 años, “Big Sofo” puede presumir de tener en su palmarés tres ligas israelís, otra griega y la tan ansiada Euroliga que consiguió el pasado mes de mayo en Milán con el conjunto que hasta entonces dirigía David Blatt, ahora en Cleveland Cavaliers. Ahora, con Guy Goodes en el banquillo, el Maccabi Tel Aviv afronta su primer e inesperado problema de cara a una nueva temporada en la que tendrá que defender el títuto de la máxima competición continental.

Por decisión propia el pívot griego de 2’08 m. y más de 140 kg. decidió no acudir a España para luchar con la selección de Grecia en la Copa del Mundo.