El pasado verano ya prefirió el dinero chino a fichar por el FC Barcelona. Su temporada se terminó pronto, ya que su equipo, el Dongguan Leopards, cayó eliminado a las primeras de cambio en los playoffs de la cada vez más mediática liga (CBA) china, por lo que Bobby Brown se convertía en ‘el mejor jugador del mundo en paro‘.

A pesar de no haber podido conducir a los de Dongguan hacía una posición más alta en la tabla, ha sido una temporada fantástica (en números) para el ex-base del Mens Sana Siena: ha anotado casi 31 puntos por encuentro, capturado 4 rebotes y repartido 5 asistencias. Se especuló sobre la posibilidad de que Bobby Brown regresase al Viejo Continente para reforzar algún equipo de la máxima competición continental.

Éste sin embargo está feliz en el país asiático, donde se asegura cobrar una elevada cantidad de dinero  que probablemente ningún equipo europeo le podría pagar, así que decidió iniciar sus vacaciones antes de tiempo y seguir la Euroliga desde casa. Su buena temporada  ha sido motivo suficiente para que Dongguan Leopards le firme para las próximas tres temporadas, aunque su contrato incluye varias cláusulas para poder salir a la NBA en caso de que llegue una buena oferta. Según el periodista israelí David Pick, disputará la Liga de Verano de la NBA con los Portland Trail Blazers.