Jonathan Kuminga

Son 11 al menos las universidades que ya le han ofrecido una beca deportiva. Entre ellas, algunas de las más prestigiosas como Duke, Memphis o Kentucky. Tanto ESPN como 247Sports o Rivals le consideraban el nº1 de la promoción de 2021 (la que entraría en el Draft de 2022). Uno de los jugadores más prometedores de instituto de Estados Unidos se llama Jonathan Kuminga y es congoleño. 

Kuminga había decidido reducir su lista a cinco opciones: Auburn, Duke, Kentucky, Texas Tech o la G-League. Y ahora ha dado otro paso más: se ha graduado en el instituto y eso significa que será elegible para el draft de 2021. En las próximas semanas deberíamos saber si se enrola en una de esas universidades o si ficha por la G-League.

Por ahora el potencial de Kuminga está basado en su excelente físico, y tendrá que desarrollar el resto de habilidades en consonancia para confirmar su estatus de estrella del futuro. Hasta ahora Kuminga iba a presentarse en el draft de 2022, en el que se espera que se admita ya a jugadores de instituto, y en ese caso Emoni Bates partiría en este punto como favorito al número 1, aunque puedan suceder muchas cosas hasta entonces.

Si aún no te suena su nombre, ya lo hará: este es Emoni Bates, el quinceañero del que todos hablan en EEUU

El jugador nacido en la República Democrática del Congo asegura haber recibido ya consejos de Dikembe Mutombo, Bismack Biyombo, Serge Ibaka o Emmanuel Mudiay, jugadores de su misma procedencia. Mudiay, de hecho, es primo suyo. Su hermano, Joel Ntambwe, juega en la universidad de Texas Tech. Sus padres viven aún en la República Democrática del Congo.

Así se las gasta Jonathan Kuminga.

«Es un chico muy versátil, en el sentido de que puede jugar en el perímetro, porque tiene las habilidades necesarias para hacerlo, pero también es muy efectivo como cuatro abierto, porque es muy complicado de defender para los ala-pívots rivales», escribe sobre él Evan Daniels, scout de 247Sports. «Puede defender en ambos puestos. Es un atleta tremendo. Sus habilidades han continuado evolucionando, así como su mecánica de lanzamiento. Está progresando en todos los sentidos, y hay mucho potencial aún en él».