Hace no mucho en ACB y ahora en la tercera categoría del baloncesto español. El histórico Lucentum Alicante sigue luchando con el pasado a pesar de ser un nuevo equipo al que conocimos en ACB y la Adecco ORO. Sin embargo, han encontrado una pequeña barrera en este camino. Ayer por la tarde emitieron un comunicado en el que informaban el motivo por el cual uno de sus últimos fichajes no se hará realidad por un conflicto de la otra época. Así lo cuentan:

El C.B. Lucentum informa que el jugador Adrian Bowie no podrá ser inscrito por el Club en su plantilla para la temporada 2014/2015.

Tal y como se comunicó hace unas fechas, una vez firmado el acuerdo con el jugador y su agente, se envió a la FEB (Federación Española de Baloncesto) la documentación para la solicitud de transfer a su anterior equipo (el BBALL de Córdoba). Al cabo de unos días nos sorprendió el comunicado de la FEB negando dicho pase por efecto de la sanción que pesa sobre el club por parte de FIBA (Federación Internacional de Baloncesto) debido a un antiguo conflicto entre el CB Lucentum y un agente turco sobre unas comisiones impagadas.

A pesar de haber disputado una temporada en ACB y otra en Adecco LEB Oro desde ese momento, el CB Lucentum no hizo frente a este pago y la sanción sigue vigente hasta la cancelación de la misma. Sus consecuencias afectan claramente a la composición del primer equipo en su vuelta a las ligas Adecco y, por tanto, limita el mercado a un determinado perfil de jugador, al no permitir fichar a ningún jugador, sea de la nacionalidad que sea, que no estuviera inscrito en la FEB antes del 25 de Enero de 2012.

Equivocadamente recibimos una información, tanto el Club como la agencia que representa al jugador, que nos hizo creer que cuando el transfer era entre clubs nacionales esta sanción no tenía efecto, pero hemos comprobado que no es así y asumimos este error ante la afición y los medios de comunicación, que recibieron con ilusión la noticia de este fichaje.

En esta nueva etapa trabajaremos para solucionar este problema y que esta situación no se vuelva a repetir.

A pesar de esto, el equipo se sigue moviendo muy bien y ya cuenta con varias piezas para este año, como Edu Guillen y Sergio Vidal, ex del CEBA Guadalajara, Joan Pardina (20 años, 2.02 m) procede del Club Esportiu Sant Nicolau o Xavi Hernandez, ex del el Olivar. A pesar de no llegar Bowie el equipo está formando una plantilla muy compensada para borrar en la cancha los problemas que aún rodean al equipo por las temporadas pasadas. Esperemos que esto solo sea una pequeña barrera para un equipo que deportivamente siempre mereció estar en la máxima categoría del baloncesto español.