Podemos contar con los dedos de una mano las jugadoras de baloncesto que tienen realmente a su alcance ser nombradas MVP de una Final Four de la Euroliga y de unas Finales de la WNBA. Hace falta estar a un nivel muy alto individualmente, se una gran líder y tener un equipo a la altura para aspirar a ambos galardones. Emma Meesseman es una de esas jugadoras.

Meesseman es una estrella con las ‘Belgian Cats’ (la selección femenina de baloncesto de Bélgica) a nivel global y europeo, recibiendo numerosos premios individuales. Emma también ha sido campeona de la EuroLeague Women en múltiples ocasiones con el UMMC Ekaterinburg ruso, llevándose el MVP de la Final Four en 2018. Y el pasado mes de octubre no solo se proclamó campeona de la WNBA con las Washington Mystics, también fue nombrada MVP de las Finales, siendo la primera jugadora europea de la historia que logra dicho galardón.

Y sin casi tiempo para descansar, Meesseman ya está de vuelta para luchar por otra Euroliga y por otros objetivos personales.

“Le tengo muchas ganas a esta temporada”, decía Meesseman recientemente en la web de la FIBA. “Nos hemos puesto los mismos objetivos de siempre: trabajar duro, intentar ser nuestra mejor versión, y luchar por ganar el campeonato ruso y la Euroliga otra vez. Como plan personal también quiero aprender ruso”.

Meesseman nació en Bélgica en 1993. A los 16 años se convirtió en profesional, y en su segunda temporada ya fue nombrada MVP de la competición local belga. Después de marchó dos años a jugar a Francia, para terminar desde 2014 en Rusia, primero en el Spartak de Moscú y después en el UMMC Ekaterinburg, su club actual. En la WNBA juega desde 2013 en las Washington Mystics.

Quizás lo único que le falte a estas alturas de su carrera, aún con 26 años, sea algún logro mayor con la selección de Bélgica. En el Eurobasket de 2017 lograron la medalla de bronce, mientras que en este año 2019 quedaron quintas, y en el Mundial de España de 2014 fueron cuartas. Aún no han disputado unos Juegos Olímpicos, algo que espera cambiar en breve.

“Este año va a estar lleno de retos”, explicaba Meesseman. “Las competiciones con Ekat, la clasificación para el Eurobasket 2021, la clasificación para los Juegos Olímpicos y después, ojalá que en verano… bueno, ya sabéis, no quiero gafarlo. Así que no lo diré en voz alta y cruzaré los dedos”.

Así juega Emma Meesseman.