Diez españoles y todos con los mismos objetivos y el mismo sueño.

España – Estados Unidos, viaje cada vez más habitual para muchas de las jóvenes promesas del baloncesto español que ante la dificultad que existe en compaginar el baloncesto con los estudios en territorio nacional deciden emigrar al continente norteamericano, donde la posibilidad de labrarse un futuro esperanzador dentro y fuera del mundo de la canasta es mucho mayor.

Esta temporada habrá más españoles que nunca en la NCAA, la mejor liga universitaria de baloncesto del mundo. Francis Alonso, Jon Ander Cuadra y Yankuba Sima han sido algunos de los últimos en dar el salto.

¿Quiénes representan a España en la NCAA? El uno a uno de los jugadores españoles:

  • Sebas Sáiz, ala-pívot de 2.06 metros y 21 años. Uno de los interiores prometedores del baloncesto español, afronta su tercera temporada como jugador de la Universidad de Ole Miss. Habitual en las categorías inferiores de la selección española y formado en la cantera del Movistar Estudiantes, es un pívot móvil, físicamente superdotado y con una envergadura privilegiada de 2.30 metros. Es titular en su equipo y la pasada temporada obtuvo unos promedios de 7.6 puntos y 5.5 rebotes por encuentro.
  • Iván Cruz, ala-pívot de 2.08 metros y 23 años. Una sanción le hizo perderse mitad temporada el curso anterior, juega en Miami Hurricanes y en el pasado estuvo en la cantera del Movistar Estudiantes e incluso pudo debutar en la LEB Plata con el Club Baloncesto Las Rozas. Es un interior alto que destaca por su eficacia desde la media-larga distancia. Buen reboteador, con buenos movimientos en el poste y que defensivamente destaca por su inagotable actividad e intensidad. Sus promedios el curso anterior fueron de 5.2 puntos y 3.5 rebotes por partido. Esta temporada tendrá mayor protagonismo.
  • Jorge Bilbao, alero de 2.04 metros y 20 años. El bilbaíno, con pasado en el Loiola Indautxu, afronta su tercera temporada en la NCAA con la Universidad de Texas Arlington y después de haber sido un jugador importante en la dinámica de este equipo el curso anterior (promedios de 3.7 puntos y 3.2 rebotes). Es un alero con buena capacidad atlética y que gracias a su corpulento físico y agresividad, actividad e intensidad defensiva puede jugar como ala-pívot. Es un buen reboteador y también un notable pasador. En su día, el jugador nos contó cómo era su día a día en Estados Unidos
  • Rubén Guerrero, pívot de 2.11 metros y 20 años. Una de las esperanzas del baloncesto español. Físicamente es el interior más potente de su generación en España, es determinante cerca de canasta y gracias a su poderío físico asegura rebotes e intimidación en defensa. Afronta su segunda temporada con la Universidad de South Florida y la temporada promedió 5.4 puntos, 4.6 rebotes y 1.5 tapones por encuentro.
  • Francis Alonso, base de 1.89 metros y 19 años. Una de las promesas más ilusionantes del baloncesto español. Fijo en las categorías inferiores de la selección española y reconocido como uno de los jugadores más talentosos que ha pasado por Los Guindos en los últimos años. El base andaluz, que destaca por su capacidad anotadora y seguridad para dirigir el juego, afronta su segundo año en Estados Unidos tras un previo paso por Cushing Academy. Será su primera temporada en la NCAA y jugará con UNC Greensboro.
  • Yankuba Sima, pívot de 2.09 metros y 19 años. Muchos ven en él a un proyecto NBA y desde la Federación Española de Baloncesto se frotan las manos con la proyección del gerundense, que desde el Sant Josep dio el salto a América. Es un interior con un físico y envergadura privilegiada que viene creciendo en el apartado táctico y técnico del juego. Asegura rebotes e intimidación en defensa. Jugará con la Universidad de St. John’s.
  • Álex Ramón, base de 1.85 metros y 22 años. Cuarta temporada en la NCAA para el jugador con pasado en las categorías inferiores del Laboral Kutxa Baskonia. Juega en la Universidad de Colgate Raiders y antes de dar el salto a la liga universitaria jugó en Willbraham&Monson. Es un base dotado físicamente, buen pasador y que defensivamente destaca por su inteligencia.
  • Adrián Carrión, base de 1.82 metros y 19 años. Segunda temporada en Grand Canyon para el base hispalense, que solamente disputó cuatro partidos el pasado curso. Es un base zurdo, rápido y que destaca por su excepcional manejo de balón y notable dirección en el juego. Jugó en la cantera del Baloncesto Sevilla y pasó por la Canarias Basketball Academy antes de cruzar el Atlántico para comenzar su aventura norteamericana.
  • Javier Lacunza, alero de 2.03 metros y 21 años. Cosecha de 1994, afronta su cuarta temporada en la NCAA como jugador de Florida Athlantic y después de obtener unos promedios de 3.4 puntos y 1.8 rebotes durante el curso pasado. Es un exterior al que le gusta jugar con versatilidad de cara al aro, posee un físico privilegiado y técnicamente ha evolucionado de forma destacada en los últimos años. Defensivamente destacan de él ser un jugador muy intuitivo, recupera muchos balones.
  • Jon Ander Cuadra, ala-pívot de 2.04 metros y 19 años. Jugó en las categorías inferiores del FC Barcelona, Laboral Kutxa Baskonia y CB Valladolid. También pasó por la Canarias Basketball Academy y antes de cruzar el Atlántico para llegar a la Universidad de Campbell fue uno de los jugadores más determinantes de la liga EBA la temporada pasada. Hijo del ex-jugador Mikel Cuadra, destaca por su capacidad anotadora y eficacia en tiros desde la media-larga distancia. Tiene buena envergadura, es buen reboteador y es un interior que por sus cualidades técnicas no sería de extrañar verle jugar por el perímetro en un futuro cercano.

Cinco europeos a tener en cuenta:

  • Jakob Poeltl, pívot de 2.13 metros. Hace tres temporadas, cuando jugaba en Austria, estuvo a un paso de fichar por el Movistar Estudiantes (incluso jugó un torneo amistoso) pero finalmente decidió no ir para más tarde dar el salto a Estados Unidos y ahora, tras ser una de las grandes sensaciones la temporada pasada en la NCAA llama a las puertas de la mejor liga del mundo. Varios analistas ven el interior austriaco a un TOP 10 del próximo draft de la NBA. Juega en Utah y destaca por ser un pívot con talento y muchas variantes en ataque, siendo determinante en el poste bajo y un seguro de vida a la hora de capturar rebotes.
  • Emmanuel  Lecomte, base de 1.80 metros. El belga afronta una nueva temporada con Baylor University después de asombrar este pasado verano en el Europeo sub-20 celebrado en Italia donde fue galardonado como mejor base del torneo. Es un jugador eléctrico, rápido, versátil, con buen manejo de balóm y excelente finalizados a pesar de su altura (1.80 metros). Es eficaz desde el triple y la pasada temporada tuvo ya varias actuaciones destacadas.
  • Domantas Sabonis, ala-pívot de 2.08 metros y 19 años. El zurdo afronta su segunda temporada en Gonzaga y probablemente también la última. Muchos ven en el jugador formado en las categorías inferiores del Unicaja a un TOP 20 del próximo draft y el curso anterior, en su primer año, no dejó a nadie indeferente. Físicamente está más fuerte desde que ha llegado a Estados Unidos y mantiene ese talento y eficacia desde la media-larga distancia con la que dominó por España cuando competía con la elástico del equipo de la costa del Sol.
  • Sviatoslav Mykhailiuk, alero de 2.03 metros y 18 años. Acaba de cumplir la mayoría de edad y ya puede presumir de haber jugado un Mundial con la selección absoluta de Ucrania. Es uno de los mayores proyectos europeos y afronta su segunda temporada en Kansas. Es un exterior con buen físico y al que le gusta jugar con versatilidad de cara al aro. Al igual que ocurre con Domas Sabonis, muchos ven en él a un futuro TOP 20 del próximo draft.
  • Federico Mussini, base de 1.85 metros. Compañero de Yankuba Sima en la Universidad de St. John’s y visto en Italia como uno de sus mayores proyectos. Un base excelente, que dirige muy bien el juego y tiene desparpajo en los momentos más apretados de cada partido para echarse al equipo a sus espaldas. Un jugador que no se esconde y que durante su estancia en Europa nos ha deleitado con una versión rebelde que desean contar desde su Universidad.

¿El próximo TOP 3 del draft? Así juegan…

  • TOP 1 – Skal Labissiere, pívot de 2.13 metros. Juega en Kentucky.

  • TOP 2 – Ben Simmons, alero de 2.08 metros. Juega en LSU.

  • TOP 3 – Brandon Ingram, alero de 2.03 metros. Juega en Duke.