Lo consiguió ayer el Lietuvos Rytas en un partido de Eurocup, ante el Limoges (69-71). Un duelo que llama la atención por un aspecto estadístico en el que es fácil reparar: los lituanos, entrenados por Rimas Kurtinaitis, ganaron sin meter ningún triple.

Un punto curioso en un partido disputado en 2017, cuando el lanzamiento de 3 es una tendencia cada vez más extendida en cuanto a volumen de tiros y que el Lietuvos no consiguió explotar en su victoria, ya que falló los 16 triples que lanzó.

0 de 5 de Travis Peterson, 0 de 3 de Ben Magden… y así hasta 16.

El gran Mister Chip recordaba esta mañana en twitter un caso incluso peor: ocurrió en la NBA, hace 5 años: