22 de octubre del año 2002. La Eurocup, competición recién creada esa temporada, tiene apenas dos jornadas de vida. El Caprabo Lleída se enfrenta en casa al Spirou Charleroi y pese a no conseguir la victoria (cayeron 72-76), un joven talento de 24 años iba a hacer historia de la Eurocup.

Su nombre era Roger Grimau. El jugador del Caprabo fue de largo el mejor de su equipo con 26 puntos y 29 de valoración aunque lo curioso de aquel encuentro está en cómo anotó la mayoría de sus puntos. Grimau acudió 19 veces a la línea del tiro libre durante el encuentro y anotó los 19 intentos. Un perfecto 100% que mantuvo las opciones de su equipo en un partido en el que solo Aaron Bramlett superó la decena (12 puntos).

Los 19 aciertos desde el 4.60 siguen siendo el récord vigente en la Eurocup tanto en número de aciertos (la segunda marca es de 17, conseguida en 2007) como en número de aciertos sin fallo (16/16, que poseen entre otros Alberto Angulo y Malcolm Delaney). Ambos récords están cerca de cumplir la mayoría de edad ya que se establecieron hace ya casi 18 años.