Ayer, Gigantes del Basket ya habló de lo sucedido en Ljubljana, donde Zoran Predin, famoso cantante esloveno que puso la voz al himno del pasado Eurobasket, perdió los papeles. Su equipo, no tenía ninguna opción de clasificarse para los octavos de final de la Eurocup, aún así él y miles de seguidores del Olimpija acudieron a ver el que era vendido como el último partido del equipo en competición europea (Eurocup). Fue un partido extraño en el que los árbitros resultaron ser decisivos en la victoria del Budivelnik, que curiosamente necesitaba ganar para clasificarse a la siguiente fase. Ganaron y se citarán en octavos de final con el JSF Nanterre de Francia.

Predin no reaccionó bien a las decisiones arbitrales y tras la conclusión del encuentro pisó el parqué para ir directamente hacía un árbitro, al que no dudo en agredir. Horas después de lo sucedido, se arrepentía de lo sucedido: «Pido perdón por lo ocurrido. Me prohíbo a mi mismo acudir a más partidos de baloncesto», aseguraba desconsoladamente.