Dos victorias y dos derrotas. Valencia y CAI ZAragoza ganaron sin problema pero el Herbalife Gran Canaria perdió ante el Alba Berlin en Alemania y el Bilbao Basket en Miribilla ante el Union Olimpija. Así ha sido la jornada en la Eurocup para los nuestros.

Sin embargo, ha habido un partido en el que un detalle ha llamado la atención. No ha sido una canasta, ni un buzzer-beater. Ha sido algo diferente, que pocas veces vemos. Se enfrentaban el Aris Thessaloniki y el Steaua CDM Eximbank Bucharest. Partido igualado, donde pudo ganar cualquiera.

Fue un triple de Cohen el que dio la victoria al equipo local por 70-66. Lo que pasó posteriormente, el motivo del artículo. Uno de los jugadores del Steaua que defiende antes del triple es Aleksandar Rasic, que anotó 12 puntos, uno de los mejores del encuentro.

Ese tiro de tres, la desesperación. La explosión de un momento de tensión. Las lágrimas de la derrota. Una imagen inusual de un partido más pero de lo que supone la tensión de un partido.

Deporte, baloncesto: