Pese al +9 cosechado en la ‘Fonteta’, Valencia Basket no entendió de relajaciones y tuvo en Nóvgorod (Rusia) una de sus mejores tardes en el presente curso. Todos jugaron y todos sumaron en el equipo de Velimir Perasovic, que con un +35 en total confirma su candidatura seria a alzarse con el título de Campeón en la Eurocup. Pese a las buenas sensaciones transmitidas en la serie de las semifinales, los «taronja» no lo tendrán fácil en la final (que es de ida y vuelta), pues otra vez se cruzarán con el todopoderoso Unics Kazan, que ha tenido una tarde mágica en su feudo al remontar al Estrella Roja la ventaja que consiguieron los balcánicos en el partido disputado la semana pasada.

De principio a fin con un juego brillante, solvente y de libro. El equipo de la capital del Turia fue muy superior al equipo ruso desde el primer minuto del partido, teniendo como referente en el primer período a Bojan Dubljevic, clave en defensa al parar a Brezec y decisivo en ataque al conseguir convertir en puntos cada uno de sus tiros en el primer cuarto. No sólo brilló el montenegrino, ya que la pareja de bases formada por Sam Van Rossom y Oliver Lafayette anuló al ex-baskonista Taylor Rochestier, considerado como pieza fundamental en el Nizhny.

Romain Sato (11 puntos y 8 rebotes), Rafa Martínez (10 puntos) y Pablo Aguilar (7 puntos y 11 de valoración) aparecieron en la primera parte, justo en el tramo decisivo del segundo período que sirvió para que los de Perasovic acumulasen una cómoda renta cercana a los veinte puntos que les permitiese llegar al ecuador del partido con tranquilidad y teniendo pie y medio en la final. En la segunda parte el equipo continuó por la misma línea activa en defensa, por lo que pese a intentarlo de todas maneras el equipo ruso no pudo. 53-79 fue el resultado final.

1 Comentario

Comments are closed.