Si les preguntáramos por los jugadores más altos de la ACB a todos nos vendrían a la mente los nombres de… Ralph Sampson  y su 2.24, los 2.22 de Arvydas Sabonis  o la mítica pareja del Barcelona formada por Roberto Dueñas (2.19) y Remon Van de Hare (2.22). Pero, sin duda alguna, entre todos ellos seguro que recordáis a un pívot rumano de 2.21 que llegó a España con 17 años de la mano del Tenerife, que pasó por San Sebastian durante tres años donde jugó en las filas del Bruesa GBC y que solo jugó 9 partidos…

¿En serio no os suena? Seguro que a Porfi Fisac y su ayudante por aquel entonces, Xavi García, ya saben de quién hablamos. Sí, amigos lectores, estamos haciendo referencia a Ionut Dragusin, que con 30 años debutó con el Steaua de Bucarest en Eurocup. Y, la verdad, bastante bien para lo que recordamos de un jugador que ponía todo para aprender pero que nunca encontró el camino en España para demostrar su valía en este deporte.

En su primer partido en la competición europea jugó 13 minutos, anotó 7 puntos y capturó 6 rebotes en la derrota de su equipo ante Unics Kazan en la que otro ex ACB como Quino Colom repartió 13 asistencias. 

Dragusin, quizás, podría haber terminado en un artículo más de ‘Gigantes olvidados’ como Paul Sturgess,  el jugador universitario más alto de EEUU; Neil Flingleton, un jugador que terminó en Juego de TronosSun Ming Ming, que curiosamente, también le ha dado por la interpretación; La triste vida de Saad Kaiche o más terrible aún fue la historia de Kenny George.

Pero no, él ha decidido no formar parte de ese círculo. Tras su paso por el Akasvayu Vic de LEB Plata donde le entrenó Xavi García, el jugador salió de nuestro país para no volver nunca más.  Allí jugó en cuatro equipos hasta que en la temporada 2014-2015 firmó por el Steaua Bucarest CSM. Estos han sido sus números:

Sin título
Foto: Eurocup

 

¿Le veremos de vuelta en España para enfrentarse a un equipo español? Estaremos atentos…