Alba de Berlín, INSEP París, Lietuvos Rytas, Zalgiris Kaunas, Estrella Roja, Mega Vizura, Real Madrid y FC Barcelona Lassa. Ocho equipos pelearán durante el fin de semana de la Euroliga por convertirse en los reyes de Europa en categoría junior y recoger así el testigo del junior del Real Madrid que enamoró a todo el continente la temporada pasada con un baloncesto espectacular que les permitió tener la etiqueta de mejor junior de Europa.

Este año la igualdad parece asegurada y la final entre Real Madrid y FC Barcelona no está ni mucho menos descartada. El formato es de cuatro equipos por grupo y el mejor de cada grupo se citará directamente en la final frente al primero del otro grupo. ¿Tendrán los blancos la oportunidad de vengarse de los azulgranas tras lo sucedido en el Campeonato de España?

  • Grupo A: FC Barcelona, Mega Vizura, Zalgiris Kaunas, INSEP París.
  • Grupo B: Real Madrid, Lietuvos Rytas, Alba Berlín, Estrella Roja.

Alba de Berlín, sin presión:

El Alba de Berlín acude como anfitrión y lo hace con la intención de demostrar el existente crecimiento que ha habido en el club de la capital alemana en sus categorías de formación en los últimos años. No hay presión por conseguir hacer algo grande porque son conscientes que competirán ante varios de los mejores clubes de Europa en esta categoría pero sí hay ganas de causar una buena sensación frente a cualquier equipo que se cruce en su camino.

Badu Buck, Filip Stanic, Rijad Avdic, Ferdinand Zylka o el base Bennet Hundt son algunos de los jugadores del Alba Berlín que esta temporada han podido dejar destellos de la calidad que atesoran con el filial que compite en la cuarta división germana. Atención también con el prometedor alero Louis Olinde, que está en el roster oficial que ofrece la Euroliga y visto su gran rendimiento en el pasado torneo de Männheim (campeonato del mundo no oficial) que ganó Alemania podríamos estar ante uno de los grandes proyectos del baloncesto alemán.

¿Su último baile vestido de azulgrana?:

Hay que insistir en esto porque el jugador gerundense ha dado mucho en los seis años que ha estado viviendo en La Masía. Ha sido el líder de una generación única e irrepetible en ‘Can Barça’ y es de los pocos jugadores en la historia del club que puede presumir de haber vestido la elástica azulgrana en todas las categorías. Fue el mejor en la final del Campeonato de España, es uno de los mayores proyectos del panorama nacional, la NBA lleva años siguiéndole de cerca e invitándole a campus… y todo parece indicar que el siguiente curso seguirá creciendo en la otra parte del Atlántico.

Hasta seis universidades se han interesados en hacerse con sus servicios. En los servicios de un súper clase, un alero algo liviano, alto, con buen dominio de balón y eficaz desde la larga distancia que por su entrega, garra y carácter es el prototipo de jugador que cualquier entrenador querría siempre a su disposición. Berlín va a juntar a varios de los jugadores más prometedores de Europa y ahí, entre ellos, estará un extra motivado Eric Vila, que esperar poner punto y final a la que para él será una inolvidable temporada.

INSEP París, el lugar donde se forma el futuro de Francia:

Desde hace años, la Federación Francesa de Baloncesto decidió juntar a varias de sus mayores promesas en un club, centrándose así en la formación de los jugadores llamados a formar parte en un futuro de la élite baloncentística. Es decir, en el INSEP París juegan varios de los mejores franceses y la inmensa mayoría de jugadores que están ahí pueden presumir a su temprana edad de ser habituales en las categorías inferiores del combinado francés.

Estos jugadores crecen compitiendo en una categoría superior y recientemente eran noticia por haber ganado un partido después de estar durante cuatro años sin saborear el dulce sabor del triunfo. El objetivo de este proyecto es que los jugadores crezcan, sean mejores en mayo que de lo que eran en septiembre y la cosa va bien, muestra de ello son los varios jugadores franceses que hoy están vistos entre los más prometedores de Europa. Entre ellos, Bathiste Tchouaffe y Jaylen Hoard, los cuales estarán presentes en Berlín gracias a la invitación de la Euroliga al equipo parisino.

El primero es un anotador puro. Un escolta con buen cuerpo, que mide 1.98 metros y que destaca por sus muchas variantes para terminar anotando. Sensacional atleta con gran explosividad y potencia, es un sólido finalizador y aprovecha su potente físico con su buen dominio de balón para ser determinante desde situaciones de uno contra uno. En Kaunas, en el Adidas Next Generation que jugó esta temporada y en el que su equipo terminó en cuarta posición, fue uno de los jugadores más destacados con unas medias de 19 puntos, 5.3 rebotes, 4.5 asistencias y 26.5 de valoración.

Hoard, por su parte, estuvo menos destacado en Kaunas (13 puntos, 7.3 rebotes y 15.8 de valoración) pero sin embargo es una de las grandes esperanzas del baloncesto francés. Fue el año 2015 el MVP del Jordan Brand Classic junto al bosnio Njegos Sikiras y también dejó más tardes destellos de la calidad que atesora en el Europeo sub-16. Es un alero con muy buena altura (2.04 metros) y envergadura que destaca por su versatilidad ofensiva y solidez defensiva.

Los cadetes Sekou Doumbouya (2.05 metros) y Joel Ayayi (1.93 metros), el escolta Yanik Blanc (1.88 metros) y el talentoso base Ludovic Beyhurst (de solamente 1.74 metros) son otros de los jugadores del equipo parisino que conviene seguir muy de cerca.

La gran promesa balcánica, que nació en España… también estará en Berlín:

“La verdad que no sé decir ninguna palabra en español, soy serbio y al poco tiempo de nacer ya me vine aquí y siempre he jugado en mi país. Hablo mi idioma y también me defiendo bastante bien en inglés”. Con estas palabras nos recibía Marko Pecarski en marzo.

Ahora, dos meses después de charlar con KIA en Zona y tras haber levantado varios galardones de mejor jugador, el hijo del ex-jugador Miroslav Pecarski será uno de los jugadores que más ojos tenga siguiéndole en el Adidas Next Generation Tournament de Berlín. Es cadete, ha estado recientemente jugando el Jordan Brand Classic de Brooklyn pero habitualmente juega (y destaca) en categoría junior con el Mega Vizura, uno de los clubes más potentes a la par que prometedores en territorio balcánico.

Un pívot de 15 años, que mide 2.07 metros, coordinado, móvil y con un gran dominio de balón que aprovecha para poder jugar 1vs1 desde el perímetro. Un interior modernizado con un innato talento que ilusiona en Serbia, donde ya está considerado como uno de los jugadores llamados a estar presentes en la selección en un futuro cercano. A su temprana edad ya puede presumir de haber debutado en la liga Adriática, haber llamado a las puertas de los principales clubes europeos y estar entre los mejores del pasado Europeo sub-16 siendo cadete de primer año. Sin duda, uno de los jugadores a seguir muy de cerca en la capital alemana durante estos días…

Junto a él, especial atención también del Mega Vizura al base Novak Music (1.89 metros) y a Nikola Miskovic (2.04 metros). También estará el cadete Bogdan Nedeljkovic.

La gran perla serbia con pasado baskonista:

Tiempo atrás, en el año 2012 cuando empezaban a venir muchos balcánicos para continuar su formación en España, éste talentoso ala-pívot que ahora alza 2.09 metros estuvo muy cerca de firmar con el FC Barcelona. De hecho, Borisa Simanic llegó a visitar La Masía y las instalaciones del conjunto catalán. Antes, esa misma temporada, ya dejó destellos de la calidad que atesora en la Minicopa Endesa que jugó defendiendo la elástica del Fundación 5+11 Baskonia.

En aquella Minicopa fue de los jugadores más destacados con unos promedios de 15.3 puntos y 11.5 rebotes y recientemente, en el Adidas Next Generation de Belgrado donde su equipo consiguió el billete para el Berlín, se exhibió con unas medias de 22.2 puntos y 8.2 rebotes por encuentro. Ha firmado su primer contrato como profesional con el Estrella Roja, equipo con el que ya ha tenido protagonismo en la Liga Adriática y Euroliga.

Simanic es un ala-pívot atlético, explosivo, con buena altura para el puesto y que destaca por sus muchas variantes para anotar. Un interior muy talentoso, que combina su privilegiado cuerpo y su buen dominio de balón para ser determinante desde el uno contra uno donde demuestra su versatilidad. Es capaz de poner la bola en el suelo y atacar a jugadores más lentos desde el dribbling y su gran pero es que no es constante a la hora de recurrir a su juego de poste bajo. Está llamado a marcar las diferencias en Berlín y por eso hay que estar muy atentos a su último torneo como jugador de categorías de formación, y es que el próximo curso ya tendrá un rol importante en el primer equipo de Estrella Roja.

Estará bien acompañado en la capital germana, ya que el Estrella Roja tiene en sus filas al base Petar Rebic (1.90 metros), Ivan Corovic (1.98 metros), Aleksa Radanov (2.02 metros) y Stefan Dordevic (2.05 metros).

 

Los bálticos, siempre entre los mejores:

Además de Zalgiris, Lietuvos Rytas también estará presente en Berlín y con ellos el talento y desparpajo de Grantas Vasiliauskas (2.00 metros) y Aistis Pilauskas (1.88 metros), dos de los jugadores más prometedores del territorio báltico y que en el Adidas Next Generation de Kaunas condujeron a su equipo hasta un meritorio segundo puesto tras perder la final frente a su eterno rival por 87-76.

El primero es más proyecto que el segundo, un exterior con buena altura y envergadura que técnicamente no ha parado de evolucionar en los últimos años y que además tiene ese toque necesario de rebeldía para echarse al equipo a sus espaldas en momentos delicados. Pilauskas, por su parte, es un anotador que marca las diferencias gracias a ser un exterior eficaz desde la larga distancia.

Y ojo, hablando de bálticos… en Zalgiris está Arnas Velicka, que probablemente sea el base más prometedor hoy del baloncesto lituano. Rápido, con buena visión de juego, buena capacidad anotadora y que en su palmarés individual ya puede presumir de haber sido galardonado como mejor base en el Europeo sub-16. A los lituanos hay que tenerles siempre en cuenta y más en torneos de estas características, donde acostumbran a asombrar con un baloncesto atractivo a la par que atrevido.

Dos Anjos, tu momento:

No disfrutó de sus mejores partidos en el recién Campeonato de España Junior pero aún así consiguió ser el jugador del Real Madrid más destacado. Es, seguramente, el interior más prometedor en las categorías inferiores del club blanco y gracias a sus 2.18 metros de altura y privilegiada envergadura es un jugador que difícilmente pasa desapercibido para los ojeadores. Obviamente, es un jugador que a su temprana edad ya es seguido por distintas franquicias de la NBA y éste es consciente de que en Berlín habrá varios ojeadores de la mejor liga del mundo. Así pues, el brasileño debe ir extra motivado a esta cita… donde cierra un período de formación en el que ha ido de menos a más.

Felipe dos Anjos es un pívot con gran altura y con brazos muy largos pero al que le faltan kilos y potencia física para ser determinante en la élite en un futuro cercano. A pesar de su no ser el interno más fuerte, si logra recibir cerca del aro, combina su longitud con un buen toque para ser efectivo. Ha mejorado mucho su juego de poste bajo y generalmente suele recurrir a ganchos de derecha, los cuales domina con regularidad. Es listo, sabe encontrar el hueco en la defensa y una vez que recibe, no tiene problemas para definir, siendo todo un especialista a la hora de conseguir “puntos fáciles”, provenientes de asistencias de compañeros o rebotes ofensivos.

En Hospitalet, donde ganó el ANGT el Real Madrid, fue uno de los jugadores más destacados del torneo con unos promedios de 9.8 puntos, 6.6 rebotes y 17.4 de valoración por partido.