No fue un partido nada sencillo para Zeljko Obradovic, que vio cómo su Fenerbahçe caía eliminado en las semifinales de la Euroliga ante el Anadolu Efes. Un duelo en el que no encontró la forma de frenar a Shane Larkin, que firmó el mejor partido estadístico en la historia de la Final Four.

En este vídeo de Kia en Zona se puede ver cómo vivió los últimos segundos del partido, digiriendo la derrota, y el buen detalle que tuvo con los rivales, a los que felicitó uno a uno. Miren la secuencia completa:

En la rueda de prensa posterior al partido incidió en los problemas que había tenido su equipo a la hora de defender el uno contra uno y se lamentó, por sus jugadores, por la mala imagen mostrada cuando habían llegado a la Final Four con un nivel muy alto de baloncesto.