La Euroliga ha aprobado una serie de importantes cambios a la hora de otorgar sus licencias y del reparto de plazas para su competición, que afectan directamente a los equipos que la disputarán esta misma temporada. Así lo explican:

Los Accionistas de ECA también aprobaron las nuevas Reglas de concesión de licencias de los clubes EuroLeague que entrarán en vigor a partir de la temporada 2020-21. Las nuevas reglas tienen como objetivo proporcionar a los clubes, independientemente de su territorio de origen, oportunidades iguales y claras de acceder a la competición y oportunidades para permanecer en ella, concretamente:

  • Asignación de dos licencias a la EuroCup, para el campeón y el subcampeón.
  • Sustituyendo el acceso desde las Ligas Nacionales por tres wildcard anuales asociados *.
  • Eliminando el límite máximo de clubes por país.
  • De los dos clubes de EuroCup que se clasifiquen para la temporada de la Euroliga, el que terminó más arriba en la clasificación al final de la próxima temporada de la Euroliga continuará compitiendo la temporada siguiente si ha alcanzado los Playoffs **.
  • Si esto sucediera, el acceso para la siguiente temporada se otorgará solo al Campeón de EuroCup.

Como resultado, las dieciocho licencias disponibles para 2020-21 se asignarán de la siguiente manera:

  • 11 Clubes con Licencia
  • 2 Wild Cards Asociadas (ASVEL Villeurbanne, FC Bayern Munich)
  • 2 licencias de EuroCup (Champion and Runner-Up)
  • 3 Wild Cards anuales a ligas*

Además, los asistentes también acordaron mantener la obligación de los clubes de participar en sus respectivas Ligas Nacionales para poder obtener una licencia EuroLeague / EuroCup, con excepciones únicamente hechas por la Junta Ejecutiva de Accionistas de la ECA después de la evaluación de una situación específica que puede evitar una Club cumpla con este requisito.

* El Campeón de la Liga Adriática tendrá prioridad para una de las tres invitaciones anuales debido a que no tiene un club asociado con licencia ni un club asociado con invitación por varios años.

** Este mecanismo se aplicará a los actuales campeones (Valencia Basket) y subcampeón (ALBA Berlin) de la EuroCup al final de la temporada 2019-20.

Explicación

Con estas normas, la Euroliga ajusta su sistema de accesos a un modelo más cerrado en el que los méritos de las competiciones domésticas dejan de ser relevantes y en el que la Eurocup tiene más importancia. En la 2020-2021, cuando entran en vigor estos cambios, ningún equipo de la Euroliga estará clasificado para la competición por sus méritos en sus respectivas ligas nacionales, lo que supone un punto de inflexión.

Unas modificaciones que afectan directamente al Valencia Basket, que podría continuar en la Euroliga la próxima temporada si se mete en playoffs y queda por delante del Alba Berlin esta campaña.

La ACB responde a los cambios

Ante el comunicado emitido por la Euroliga anunciando un nuevo sistema de acceso a la competición que sustituye la clasificación a través de las ligas nacionales por Wild Cards, la ACB quiere destacar:

– Su firme rechazo al modelo aprobado unilateralmente por la Euroliga.

– La necesidad de mantener un ecosistema deportivo en el que las ligas nacionales clasifiquen para las principales competiciones europeas, como ha sucedido a lo largo de toda la historia del baloncesto europeo y ocurre en los torneos deportivos más relevantes en el continente.

– La arbitrariedad del nuevo sistema de acceso, que reemplaza la habitual clasificación por ligas nacionales con la decisión de entregar cinco Wild Cards, tres de ellas anuales.

La Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP) tambien responde

La esencia del deporte es la superación. El objetivo de cualquier deportista es mejorar y alcanzar cotas más altas. Euroliga no se siente comprometida con el lema olímpico “citius, altius, fortius”. Nada importan los méritos deportivos, el esfuerzo diario, las ganas de mejorar de jugadores y clubes. ¿Qué motivación deportiva tendrán para ser mejores? La Euroliga vive de espaldas a una realidad: jugadores, aficionados y clubes quieren que el deporte siga siendo deporte. Mirar más arriba es lícito e imprescindible para tener una competición atractiva.

Pero el drama va más allá. ¿Qué seguridad jurídica ofrece una organización que cambia sus criterios de acceso a su antojo cada año? En la era de la transparencia, Euroliga tampoco se siente comprometida con este concepto. Las reglas del juego, además de no ser las mismas para todos, son aleatorias cada año.

La ABP se muestra frontalmente en contra de estas decisiones que perjudican a las competiciones nacionales y debilitan a los jugadores.