El Real Madrid se proclamó en Vitoria campeón de la Euroliga Junior, con una de las mejores generaciones que ha visto el baloncesto europeo en esta categoría. Un equipazo que no pasó desapercibido para la ESPN. En concreto, para Jonathan Givony, el experto del medio estadounidense en el draft de la NBA, que estuvo allí presente para presenciar la evolución de los jóvenes talentos del equipo blanco.

Givony ha publicado un análisis de 3 de las grandes esperanzas de la cantera blanca: Usman Garuba, Amar Sylla y Boris Tisma, que brillaron en Vitoria junto al MVP Mario Nakic. Estas son sus reflexiones, traducidas al castellano:

Usman Garuba

No se puede presentar al draft hasta 2021, pero lleva mucho tiempo en el radar de la NBA, desde que fue MVP del Europeo Sub-16 en 2016 cuando tenía 14 años. Garuba ha crecido en su juego y se ha convertido en una fuerza dominante en las categorías inferiores del basket europeo, dando la sensación a veces de ser un hombre jugando contra niños.

Garuba no es particularmente alto o largo para ser un pívot, pero es un atleta único con increíbles instintos en los dos lados de la cancha, así que como un hambre competitivo insaciable. Aunque hablando de estandars NBA no es un jugador especialmente vertical, Garuba es fluido, rápido de pies y muy bien coordinado, con un exquisito control de su cuerpo. Devastador jugando de cara en el perímetro o en el poste, usando su velocidad y su movimiento de pies para sobrepasar a los defensor y finalizar con contacto, con ambas manos. Ve muy bien la cancha, con una buena visión de juego y timing para encontrar al hombre abierto. Es muy competitivo en defensa y ocupa mucho espacio. Puede aguantar ante jugadores pequeños y grandes, y luego rotar para buscar tapones y robos, mostrando mucha gran aproximación al juego en términos de concentración, disposición e intensidad, algo que no se ve habitualmente en jugadores de su edad.

El siguiente paso en el desarrollo de Garuba, el que va a determinar si será más un jugador de rol o tiene la posibilidad de alcanzar las comparaciones que recibe con Draymond Green, es su lanzamiento. En el torneo tuvo resultados desiguales, siendo capaz de lanzar de 3 de una forma y lanzar de modo muy diferente en la siguiente ocasión. Su tiro libre también fue a rachas.

A Garuba le ha rodeado un cierto escepticismo sobre cómo su poderoso juego se trasladará a profesionales. Su versatilidad sugiere que estas preocupaciones son exageradas. Seguramente tengamos la posibilidad de ver a Garuba las dos próximas temporadas ya que parece que subirá al primer equipo el año que viene, según confirmó una fuente a ESPN. Esto ayudará a los equipos NBA a evaluarle antes de que se declare al draft.

Amar Sylla

Venía de tener altibajos en el Basketball Without Borders de febrero y Sylla explotó en Vitoria, jugando un rol esencial en el camino del Real Madrid hacia el título del ANGT. Tiene una longitud y capacidad atlética muy ‘freak’ que le lleva a acumular highlights gracias a su capacidad para levantarse buscando tapones, mates y rebotes. También se le vio muy bien subiendo el balón en transición y tomando decisiones en movimiento, así como anotando lanzamientos de media distancia y canastas en suspensión cerca de la canasta, demostrando un buen ‘touch’.

El cuerpo de Sylla todavía está progresando. Le falta experiencia y entender el juego, porque en ocasiones todavía juega acelerado. En cualquier caso, lo que demostró en ambos lados de la cancha le convierte en uno de los proyectos con un techo más alto en toda Europa, ya que se le vio como una fuerza defensiva multiposicional con cierta versatilidad defensiva.

El contrato de Sylla con el Real Madrid termina este verano y parece probable que empiece la próxima temporada, al final de la cual se puede presentar al draft, vestido con otro uniforme, ya que no hay minutos para él en nivel Euroliga. Particularmente porque se solapa con Garuba. Algunas fuentes dijeron que la G-League le tiene como una prioridad para ofrecerle un contrato la próxima temporada. Un representante de la liga estuvo presente en Vitoria para cortejarle. Pero hubo más agentes. No está claro que Sylla vaya a seguir este camino, porque también tiene opciones en Europa. Por lo visto allí, puede ser una primera ronda del draft, si no un top-20.

Boris Tisma

Tisma jugó estrictamente en el perímetro con los campeones, saliendo del banquillo y básicamente con el rol de anotar los triples liberados que lanzaba, con resultados intermedios.

En otros contextos Tisma ha parecido ser un jugador más versátil. Con la selección demostró su capacidad para manejar el balón y entender el juego, así como anotar en diferentes situaciones. Aunque tiene un gran físico y buena movilidad, a veces dio la sensación de estar en un segundo plano en el Real Madrid, dando sensación de pasividad y falta de interés en entrar más en los partidos. Cuando le entran los tiros, Tisma parece un proyecto de muchísimo recorrido gracias a su tamaño, movilidad, fluidez y capacidad de lanzamiento, pero no siempre es tan productivo en este equipo.

La cuestión es qué pasará la próxima temporada con jugadores con mucho rol como Garuba, Sylla o Nakic dando el salto al baloncesto profesional, lo que dejará un buen hueco para este joven croata si muestra la confianza y agresividad suficientes para ocupar ese sitio. No se puede presentar al draft de la NBA hasta 2021, lo que significa que los ojeadores deben ser pacientes y ver cómo se desarrolla, porque el talento está ahí.

Foto: David Grau / Getty