En una temporada en la que el mejor jugador libra por libra, Mike James, no ha conseguido meter a su equipo en los playoffs, hay que hurgar un poco más profundo para decidir quién ha sido el MVP de la temporada. Y una vez hecho el estudio no tengo ninguna duda de que el Jugador Más Valioso ha sido Kostas Sloukas.

En una temporada en la que los bases han sido los principales líderes de sus equipos, Sloukas ha sido el jugador más determinante de Europa. Además de ser el mejor jugador del mejor equipo de la temporada regular, el griego ha dado un salto brutal en su juego ofensivo y ha cuajado actuaciones brutales contra los mejores equipos y contra las mejores defensas de Europa, se ha echado a su equipo a la espalda, ha ganado partidos con su dirección y ha matado a rivales sobre la bocina. Obradovic le sacó del cobijo de Spanoulis y le eligió como su extensión en la cancha, y Sloukas ha respondido con creces hasta el punto de haber sido el mejor jugador de esta temporada en la Euroliga.

Como ya he dicho, este curso ha estado marcado por los bases, por lo que me cuesta formar un mejor quinteto equilibrado por posiciones y me lanzo con 3 directores de juego entre los 5 mejores del año. Al lado de Sloukas deben estar Mike James y Nick Calathes, dos de los jugadores más determinantes de Europa y sobre todo, dos de los jugadores con mayor grado de incidencia en el juego y los resultados de sus equipo.

Los dos han hecho historia, Calathes por ser el mejor pasador y el mejor ladrón de la temporada con promedios nunca vistos, además de haber logrado un triple doble brutal en la última jornada de la temporada regular, convirtiódose en el segundo jugador en la historia de la Euroliga en lograr semejante gesta. Sus 11 puntos, 12 rebotes y 18 asistencias, toman el relevo, más de una década después de los dos triples dobles logrados por Nikola Vujcic.

De Mike James ya conocíamos su capacidad anotadora, pero esta temporada ha destapado el tarro de las esencias y se ha mostrado casi imparable. Anotando y asistiendo. Además, suyos han sido algunos de los momentos más mágicos de la temporada, como el primer cuarto en el WiZink Center contra el Real Madrid.

Para completar el mejor quinteto de la temporada, una pareja que son un seguro de vida. De ala pivot Wiil Clyburn, el mejor jugador del CSKA, una navaja suiza capaz de hacer de todo. Defiende, dirige, es uno de los mejores reboteadores de Europa y es uno de los mejores en el 1 contra 1.

Como mejor center del año me he decantado por Eddy Tavares. El africano del Real Madrid es el jugador más determinante en defensa de la Euroliga y ha sido el mejor defensor de la temporada. Además, su final de temporada regular en ataque ha sido brutal, batiendo consecutivamente su tope anotador en las dos últimas jornadas, en las que ha promediado 18 puntos con un 16 de 17 en tiros de campo.

Para el segundo mejor quinteto de la temporada me quedo con Cory Higgins, Adrien Moerman, Jan Vesely, Brandon Davies y Nikola Milutinov

El mejor joven del año ha sido Goga Bitadze, que en media temporada ha demostrado ser el mejor talento menor de 20 años que hay en Europa.