En Munich, el Real Madrid perdió su segundo partido de la temporada. Fue ante el Bayern de Svetislav Pesic, que aprovechó el constante apoyo de su afición para provocar la sorpresa en el TOP 16 de la Euroliga. Fue un partido extraño para el Real Madrid, ya que los alemanes impusieron su juego intenso y agresivo en defensa durante los cuarenta minutos de partido. El resultado fue de 85-83 y el ex-barcelonista Nihad Djedovic fue fundamental para su conjunto con 21 puntos, algo que conllevo a Tremmell Darden a pedir disculpas tras la conclusión del encuentro. «Jugaron con fuerza, son un gran equipo y nos lo pusieron muy complicado. Cometí errores que nos costaron la victoria, por lo que me gustaría pedir perdón a mi equipo y sobre todo a la afición«, explicó un desconsolado Darden en declaraciones a la Euroliga.

«El final, sin Rudy Fernández, fue difícil. Yo cometí errores en ese tramo y normalmente él debería haber estado ahí. Me hago cargo de esta derrota», continuó Darden.

En la capital de España no hay tiempo para las lamentaciones, ya que 48 horas después del partido el conjunto de Pablo Laso tiene un nuevo compromiso, será ante su afición y con un UCAM Murcia necesitado como rival. Clasificados para los playoffs de la Liga Endesa a falta de trece jornadas para la conclusión de la liga regular, los blancos esperan que los pronósticos se cumplan y poder estar así en Milán el próximo mes de mayo peleando por la Euroliga.