26 puntos de diferencia. Ese es el margen por el que el Barça ha derrota al Fenerbahçe en la jornada 9 de la Euroliga. El equipo de Pesic derrotó al de Obradovic por 89 a 63 en un partido que los culés dominaron de principio a fin y que quedó decidido en el tercer cuarto cuando llegaron a tener una renta máxima de 27 puntos.

Desde noviembre de 2016 el equipo de Obradovic no caía por una renta tan amplia. Aquel día perdió en Vitoria ante el Baskonia por 86 a 52 en una temporada en la que terminarían llevándose la Euroliga. Una situación muy diferente a la que atraviesa el Fenerbahçe en la actualidad con 7 derrotas en 9 partidos disputados.

«Creo que los jugadores me han abandonado. Somos un equipo sin carácter. Quiero hablar sobre la motivación. Si no tienes motivación, juegas mal y todo te saldrá mal. Fuimos un equipo que luchó durante 6 años y entendió todo muy bien. Un equipo motivado y dispuesto nunca terminaría un partido con 16 faltas. Pero ahora somos un desastre. Necesitamos reaccionar. No sé cómo, pero lo haré lo mejor que pueda».

Durante el partido, Obradovic llegó a rogar a sus jugadores que defendieran.

El Barça tuvo en Cory Higgins a su mejor hombre con 22 puntos pero todo el equipo estuvo activo en defensa y en el rebote. Hasta 10 jugadores de Pesic jugaron más de 10 minutos y 5 de ellos superaron la decena en anotación. El Barça terminaría doblando al Fenerbahçe en valoración (108 a 54).

Brandon Davies con 13 de valoración, Delaney con 9 asistencias y Mirotic con 10 rebotes fueron junto a Higgins los más destacados. En los turcos solo Lauvergne (12 puntos) superó la decena en anotación.