No ha sido una buena semana europea para el Real Madrid: dos partidos en Rusia y dos derrotas. La primera frente al CSKA firmando un dato anotador que no firmaba desde hace una década; el segundo cediendo ante el Khimki en su pista.

El conjunto de Pablo Laso cayó por 102 a 94, siendo el primer partido esta temporada en el que el Madrid recibe más de 100 puntos en un partido. El anterior tope estaba en los 99 que le anotó Valencia en el encuentro de Euroliga que, sin embargo, terminó con victoria blanca. También es el primer partido de la temporada en la que el Madrid, superando los 90 puntos, no se lleva la victoria.

Alexey Shved fue el gran protagonista del partido con su versión más asistente. El escolta ruso dio 13 pases de canasta, suponiendo su récord en la Euroliga. A pesar de sus 6 pérdidas de balón terminó con 31 de valoración gracias a sus 21 puntos, 5 triples y 5 rebotes.

Los rusos se mantuvieron por delante buena parte del encuentro y terminaron de romper el partido con un parcial de 13-0 al inicio del último periodo. El marcador llegó a lucir un 93-69 pero el Madrid cerró el encuentro con un parcial favorable de 9-25.

Jordan Mickey fue el mejor del Real Madrid en la vuelta a la que fue su casa firmando 20 puntos y 29 de valoración. Fabien Causeur firmó 17 tantos.