Parecía que iba a ser una victoria sencilla para el Real Madrid cuando mandaba por 14 puntos al comienzo de la segunda mitad pero nada más lejos de la realidad. El Panathinaikos vendió cara su piel en el primer partido de playoffs de la Euroliga y en el último cuarto fue capaz de endosar un parcial de 0-13 (pasando de un 64-56 a un 64-69) que les colocaba con muchas opciones de llevarse la victoria. Sin embargo, esta caería del lado del equipo de Pablo Laso por 75 a 72.

La sangre fría de Campazzo y Carroll en los últimos minutos desde el tiro libre terminaría culminando la victoria blanca en un final muy apretado en el que el Panathinaikos tuvo balón para mandar el partido a la prórroga.

Tavares con 19 de valoración y Campazzo con 18 fueron los mejores de un Madrid en el que el máximo anotador fue Taylor con 13 puntos. Calathes con 17 y un brillante último período fue el mejor de los griegos.