Dusan Ivkovic en estado puro. El serbio tiene un carácter fortísimo. Primer partido de la Euroliga para el Efes Pilsen que está jugando en casa ante el Unics Kazan. Era el primer cuarto y su equipo ganaba de tres. Sin embargo, al entrenador no le gustó una acción de su jugador Balbay. No solo se enfada, sino que le grita e incluso le da una pequeña patada a Balbay o eso parece porque el jugador se tropieza. Así ha sido el mítico momento: