Era un encuentro extraño para el Real Madrid. Con la atención todavía puesta en la lesión de Sergio Llull y sin jugarse nada en la última jornada de Euroliga, los blancos cayeron por 86 a 93 frente a un Zalgiris que necesitaba ganar para seguir vivo y que terminó cerrando su clasificación para los playoffs. Un partido que, a pesar de la derrota, dejó un claro protagonista en el equipo de Pablo Laso: Walter Tavares.

El de Cabo Verde no solo firmó su mejor anotación desde que juega en el Real Madrid (22), también lo hizo sin cometer un solo fallo en el lanzamiento. 10/10 en tiros de campo con 7 rebotes, 2 asistencias y 2 tapones para 32 de valoración. Tan solo un tiro libre fallado (2/3) y 2 faltas personales ensucian una inmaculada estadística que firmó en solo 18 minutos de juego.

El récord de más tiros sin fallo en un partido lo tiene Saulius Stombergas, ex jugador lituano del Baskonia que en 2001 anotaría 13/13 en un polémico encuentro de playoffs frente al AEK de Atenas. Los griegos se impusieron en el encuentro con una canasta fuera de tiempo y el partido se tuvo que repetir. Ese día Stombergas anotó 39 puntos con 9/9 en triples para que Baskonia ganase con claridad 65 a 90. En aquel equipo vitoriano jugaban Scola, Bennett, Vidal u Oberto entre otros.