Andrei Vatutin, presidente del CSKA, ha vuelto a hablar sobre la marcha de Kyle Hines del CSKA. El dirigente ruso fue entrevistado recientemente en Eurodevotion y además de hablar sobre diversos temas de la próxima temporada, también fue preguntado por la salida de Hines. Vatutin se refirió a su pérdida, además de la de otros jugadores,

«La pandemia ha enseñado mucho a todos, sobre todo que cualquier plan puede irse al traste por un cambio generalizado en la situación, por cuestiones económicas, por nuevas restricciones legislativas, por decisiones de los gobiernos. Por tanto, no tiene sentido hablar de cuáles eran nuestros planes iniciales: se ajustaron y modificados.

Este trabajo estuvo plagado de dolorosas pérdidas. Y si el propio Kyle Hines decidió cambiar de equipo, la separación de nuestro veterano Andrei Vorontsevich y Howard Sant-Ross, que se mostró genial la temporada pasada, se debió únicamente a factores económicos. Realmente no queríamos perder a estos jugadores

En mayo, al filtrarse los rumores de la salida de Hines, sus declaraciones aludían a que Hines «necesitaba nuevos retos«.

Vatutin también aprovechó la entrevista para volver a pedir la igualdad entre los clubes de la Euroliga.

«Lo principal que me gustaría es la igualdad de condiciones para cada uno de los clubes. Es bastante difícil estar en una situación en la que toda Europa te señala con el dedo llamándote rico y no ve los números en el resto de superclubes continentales. No estamos tratando de dar el ejemplo a nadie, solo seguimos las reglas establecidas por la VTB League. Nuestras cifras presupuestarias son absolutamente transparentes, informamos periódicamente a las autoridades de inspección. Al mismo tiempo, entendemos que no veremos un ratio económico real por diferencias en los sistemas fiscales, en las fuentes de financiación y en los métodos de pago a los jugadores (la existencia de contratos de «imagen» en muchos países). En cuanto a la información sobre los sueldos de los jugadores, solo se puede hacer pública mediante acuerdo con los propios jugadores. Por ejemplo, con la ayuda de un sindicato