Desde que en la temporada 15/16 el Kirolbet Baskonia perdiese a Ioannis Bourousis tras ser elegido MVP de la Liga Endesa, Tornike Shengelia ha sido uno de los líderes del equipo vitoriano. Un líder que ha ido creciendo año a año cuando le han respetado las lesiones y que parece alcanzar su punto máximo en esta todavía joven temporada.

Si bien no fue un impacto inmediato, ya que en la 16/17 solo subió desde los 8.8 puntos hasta los 10.6, la 17/18 le colocaría en la élite del baloncesto europeo. Elegido en el mejor quinteto tanto de la Euroliga como de la ACB, MVP de marzo en la Euroliga… Shengelia se asentaba como la piedra angular de un Baskonia que no terminó de ver a la mejor versión del georgiano en la 18/19 por culpa de las lesiones. De 75 partidos bajó a 47 y sus números se resintieron. Ahora parece que han vuelto, mejor que nunca.

La actual temporada está dejando ver a un Shengelia diferente. Con un peso mucho mayor dentro del esquema de Perasovic y que está consiguiendo anotar más que nunca. Esta es su evolución durante la etapa en Baskonia:

Esa media de 18.7 puntos, todavía más alta incluso en la Euroliga (19.1), junto a su 4ª posición en rebotes (6.5) le coloca como el jugador más valorado de la Euroliga. Pero no solo los minutos y los esquemas de Perasovic tienen que ver con la evolución de Toko.

Este «nuevo» Shengelia ha evolucionado en un apartado que siempre se ha mostrado inconsistente en su figura: el tiro. Sin llegar a ser un jugador que rehuyese sus situaciones desde la media distancia o el 6.75, se mostraba mucho más cómodo en situaciones cercanas a la canasta. En su brillante temporada 17/18 llegó a anotar 51 triples pero su evolución de este año muestra cotas nunca antes vistas en el georgiano.

A pesar de que el número de triples anotado por Shengelia bajase la pasada temporada subió en algo especialmente importante para un jugador de su estilo. Su porcentaje creció desde un 34% hasta un 42% a pesar de tomar menos tiros (en menos partidos). Esta temporada también se había afianzado por encima del 40% hasta que el 6 de 9 contra Maccabi le ha catapultado hasta un 44%.

Revisemos de nuevo la gráfica anterior. Mediado el mes de noviembre, Tornike Shengelia ha anotado ya más triples que en 3 de sus temporadas anteriores completas con el Baskonia y está cerca de superar los anotados la pasada campaña. Las defensas que flotaban o se olvidaban de la amenaza de Toko desde el 6.75 están empezando a ser castigadas y el georgiano está entrando en una dimensión muy diferente. Y con números de auténtico tirador tanto en porcentaje como en triples por partido. En esto último, además, creciendo exponencialmente.

De esta forma, nos encontramos con situaciones que no hubiésemos esperado de un jugador como Shengelia hace no demasiado. En Liga Endesa ha anotado al menos un triple en todos los partidos que ha disputado y en el global de la temporada ha anotado en 14 de los 16 encuentros.

¿En qué se ha notado también esa mejora en el tiro exterior? En los tiros libres. Nada tiene que ver el brillante 55 de 65 desde el 4.60 que luce Shengelia a estas alturas de la temporada (84.6%) con el 55% con el que acabó la 18/19. Sus números nunca habían sido brillantes pero no habían bajado del 70%. Ahora está en cotas desconocidas para él y que le empiezan a convertir en un jugador mucho más versátil y completo.

El jugador ofensivo total.

ACB Photo / E.Cobos