El Herbalife Gran Canaria cayó por 104 a 106 en la jornada número 21 de la Euroliga frente al Armani Milán en un partido que tuvo que decidirse en la prórroga y que contó con numerosos protagonistas por ambos conjuntos. En los italianos destacó el debut de Nunnally con 22 puntos y los 24 de Micov además de los 22 de un Mike James que terminó expulsado en el 4Q.

En los canarios el nombre propio fue Marcus Eriksson. El sueco firmó el mejor partido de su carrera en la Euroliga sumando 28 puntos, 25 de valoración y 5 triples. Uno de esos lanzamientos de 3 puntos fue el que forzó la prórroga a 3 segundos del final que tuvo que lanzar en carrera y saltando sobre una pierna. Simplemente espectacular.

Sin embargo, la exhibición de Eriksson no se vio recompensada con la victoria y es que el triple que pudo dar la victoria a los canarios a 5 segundos del final no entró. Tillie con 12 puntos y 15 de valoración fue el principal secundario del Herbalife Gran Canaria.