Estaba marcado como el «día D». Hoy empezaba una nueva era en Vitoria con el Baskonia de Lamar Odom y compañía. El ala-pívot norteamericano debutó como baskonista, jugó de cinco y apenas intervino en 6:10 minutos de la primera parte (no jugó en toda la segunda parte). Dejó muestras de su mal estado de forma, aunque bien es cierto que lleva sin competir durante nueve meses (por lo que se espera que conforme vayan transcurriendo los partidos esté mejor físicamente). Odom lanzó solamente una vez a canasta… y falló. Realizó un tapón a Jayson Granger, aunque terminó en números negativos (-1 de valoración) tras cometer dos faltas personales.

Sin embargo, quien sí está en forma es el Unicaja de Málaga, que eligió el día de hoy para realizar uno de los partidos más completos de la temporada. A excepción de un mal tercer período (26-13 para el Laboral Kutxa) los malagueños fueron muy superiores a los vascos (16-26, 8-21 y 21-21), llegando a defender una renta de +23 puntos al descanso. De los de Joan Plaza destacó la figura de Ryan Toolson con 14 puntos, 2 rebotes y 16 de valoración. También fue decisivo Carlos Suárez, que pese a no tener unos números escandalosos (8 puntos y 7 rebotes) aportó en ambas partes del campo.

Tras la conclusión del encuentro Sergio Scariolo, que había sido pitado por la afición, pidió disculpas en rueda de prensa por la imagen que ofreció su equipo durante la primera mitad del encuentro.