Lo facilita Pau Fuentes y pudo cambiar el rumbo de un partido que se decidió por pequeños detalles. Era el ecuador del segundo período y el ex-jugador del Unicaja de Málaga Luke Zoric fue el protagonista de una acción curiosa, puesto que ninguno de los tres árbitros se dieron cuenta del tapón ilegal del ahora jugador del Fenerbahçe Ülker a Brad Oleson.

El partido no paró y la acción continuó tras un fallo del polaco Maciej Lampe a pesar de la queja del banquillo azulgrana, sorprendido por lo que había ocurrido. El Barça logró a pesar de todo una importante victoria que les permite seguir invictos en la máxima competición continental. El resultado fue de 78-80.