Era uno de los siguientes pasos en su carrera. Usman Garuba ya sabe lo que es jugar en la máxima competición europea y, además, de hacerlo con mucho acierto. El pívot de 17 años jugó sus dos primeros partidos en la Euroliga frente al Bayern y frente al Alba de Berlín en la primera semana de jornada doble de la competición. Los blancos sacaron una victoria y una derrota.

Sus numerazos:

12 puntos, 4 rebotes, 3 recuperaciones, 5 faltas recibidas y 20 de valoración
12 puntos, 3 rebotes, 5 de 5 en tiros de campo y 14 de valoración

Todo ello en solo 35 minutos de juego en su estreno. Sus porcentajes de acierto de cara al aro, simplemente espectaculares: 10 de 11 en tiros de campo. Y todo ello con 0 pérdidas y solo 2 faltas personales. Un debut por la puerta grande.