No hace tanto tiempo Boban Marjanovic era un talento emergente dentro de la Euroliga. Pasó por el CSKA y el Zalgiris, firmó una correcta temporada 13/14 con el Estrella Roja que no le valió para superar la primera fase y afrontó un año que iba a cambiarle para toda la vida.

16.6 puntos (62,1% en tiros de campo), 10.7 rebotes, 1 asistencia, 0.9 tapones y 25.7 de valoración. Esos fueron los baremos que firmó Marjanovic durante una temporada 14/15 en la que estuvo aspirando al MVP (que terminó en manos de Nemanja Bjelica). Boban terminaba contrato al final de esa temporada y no le faltaron ofertas de Europa. Sin embargo, cruzó el charco.

Su mejor actuación tuvo lugar en 2015 cuando arrasó al Alba de Berlín con 27 puntos, 10 rebotes y 40 de valoración (récord del club). Esa temporada tuvo hasta 3 partidos por encima de los 15 rebotes.

Su dominio en esa temporada de la Euroliga fue salvaje y para muestra sus partidos ante los españoles:

  • Laboral Kutxa Baskonia (dos partidos en primera fase): promedios de 12 puntos, 9 rebotes, 4 faltas recibidas y 17,5 de valoración.
  • Valencia Basket (dos partidos en la primera fase): promedios de 17 puntos, 10 rebotes, 4.5 faltas recibidas y 26 de valoración.
  • Real Madrid (dos partidos en Top 16): 15 puntos, 10 rebotes, 4.5 faltas recibidas y 24 de valoración.
  • FC Barcelona (dos partidos en Top 16): 17.5 puntos, 9 rebotes, 5 faltas recibidas y 25 de valoración.

¿Qué hubiese sido de Marjanovic si hubiese seguido una temporada más en la Euroliga?