Un partido casi perfecto. Cory Higgins desequilibró la balanza en el Zalgiris Kaunas – FC Barcelona (86-93), un encuentro que en el que los culés siempre estuvieron por delante pero que en algunos compases de la segunda parte amenazaba con tornase igualado. Y ahí apareció Higgins tras anotar solo 3 puntos en la primera mitad.

5 de 5 triples, 4 de 5 en tiros de 2 y 4 de 4 en tiros libres. Una exhibición casi perfecta que le llevó a anotar 27 puntos para 33 de valoración y a liderar el ataque del Barça en la segunda mitad. Su tope en puntos en la Euroliga. Mirotic fue el más destacado de los primeros 20 minutos con 22 de valoración y el campeón de la pasada Euroliga le cogió el relevo.

Higgins había anotado más de 20 puntos en dos encuentros de esta Euroliga (22 vs Alba de Berlín y 20 vs Valencia) y frente a los alemanes también anotó todos los triple que lanzó (4 de 4).

El Barça estará una semana más en lo alto de la clasificación de la Euroliga con un balance de 6-1 junto al Armani Milán y a expensas de lo que haga el CSKA.