Zeljko Obradovic es reconocido como uno de los mejores técnicos de la Euroliga (sino el mejor) por muchos aspectos. Su capacidad para crear grupos ganadores, motivar a sus jugadores, gestionar los finales de partido.. pero también por su pizarra.

Uno de esos ejemplos lo hemos visto en su último partido de Euroliga frente al Maccabi desde el mismo salto inicial. Saltaba Jan Vesely en la pugna por el primer balón del encuentro frente a Othello Hunter y el pívot checo iba a culminar la jugada con un mate tan solo 3 segundos después.

El bloqueo de Sloukas, clave en la acción.

¿Es la primera vez que Obradovic hacía algo así? La respuesta es no. Solo hay que irse a la Final Four de hace unos años para ver algo así en el arranque de un partido.