El Herbalife Gran Canaria no pudo romper su racha de 3 derrotas consecutivas en la Euroliga frente al siempre complicado Fenerbahce (68-86) a pesar de que llegaron al último cuarto con solo 5 puntos de desventaja. Tillie con 21 puntos fue el mejor de los amarillos y en los turcos el dúo Kalinic+Vesely (44 de valoración) destacó por encima de los demás.

Sin embargo, en la recta final del encuentro se produjo el debut en la Euroliga de una de las últimas perlas de la cantera canaria: Aleksander Balcerowski. El pívot polaco de 2.16 y apenas 18 años fue el más joven en debutar en la Liga Endesa con el Herbalife Gran Canaria y ahora ha establecido otra marca de precocidad.

Pero Balcerowski no solo saltó a la pista solo para aparecer en las estadísticas. En la última jugada del encuentro dejó dos detallazos de su calidad y capacidad intimidatoria primero taponando a Lauvergne y luego corriendo la pista para machacar a pase de Albert Oliver. Una muestra de su enorme potencial.