Era una prueba muy importante para el prometedor Willy Hernangómez, que se las vería ante uno de los interiores más fuertes e incómodos de defender de toda Europa, el griego Sofoklis Schortsanitis. Pero Willy Hernangómez no temió y estuvo a la altura… colocándole dos taponazos y haciéndose grande también en ataque, donde dejó un gran mate tras un fantástico pase de Sergio Rodríguez.

Schortsanitis no pudo con el de Las Rozas y rápidamente fue sustituido. Hernangómez con sus espectaculares acciones defensivas levantó de sus asientos al público del Barclaycard Center.

Así fueron los tapones y un gran mate tras asistencia del Chacho: