Un bombazo que sacude los cimientos del baloncesto europeo. Zeljko Obradovic ha decidido no seguir al frente del Fenerbahçe. El técnico serbio se reunió la pasada semana en Estambul con el propietario del equipo, que planea una importante reducción del presupuesto, y Obradovic ha decidido no seguir como entrenador del Fenerbahçe.

El propio club otomano ha publicado un comunicado en el que explica la marcha de Zeljko:

Como se sabe, nuestro valioso entrenador Zeljko Obradovic vino a Estambul la semana pasada y se reunió con nuestro presidente Ali Koç y nuestro vicepresidente Semih Özsoy para la planificación de la nueva temporada. Después de las negociaciones, nuestro entrenador regresó a su país el viernes pasado y quería tomar su decisión final después de conocer a su familia.

Lamentablemente, nos gustaría señalar que a partir de hoy, nuestro entrenador ha enviado su respuesta a nuestro club y decidió no trabajar durante un año.

Como arquitecto de innumerables éxitos, que se unió a la familia Fenerbahçe en la temporada 2013-2014 y ganó el campeonato de la Euroliga en 2017, debemos respetar esta decisión de nuestro valioso entrenador Zeljko Obradovic, quien ha escrito su nombre en letras doradas en la historia de nuestro club.

Zeljko Obradovic, una leyenda de nuestro Fenerbahce, seguirá siendo parte de nuestra familia en todo momento, con los logros y la felicidad indescriptible que nos ha traído.

Esta es la carta de Obradovic:

La semana pasada estuve en conversaciones extremadamente buenas y de confianza con el presidente Ali Koc, el vicepresidente Semih Ozsoy y el general manager, Maurizio Gherardini. Acordamos que me tomaría unos días con mi familia  en Belgrado para decidir con calma. Tomé una de las decisiones más difíciles de mi vida con mi familia, estaré un año apartado de los banquillos.

Después de siete años fantásticos, lo único que me queda es agradecer desde el fondo de mi corazón al ex presidente Aziz Yildirim y su junta directiva, y al actual presidente Ali Koc, al vicepresidente Semih Ozsoy y a su junta directiva el apoyo que me brindaron durante esos momentos. Me gustaría mencionar el apoyo que nuestros socios nos brindaron durante esos años, como la familia Ulker, el Grupo Dogus, Beko y todos los demás que nos han estado apoyando. A continuación, me gustaría agradecer al personal dirigido por el general manager Maurizio Gherardini, con quien compartí momentos increíbles. Además, a todos los miembros de mi cuerpo técnico por todo lo que hicimos juntos y especialmente por las relaciones extraordinarias que tuvimos incluso en tiempos difíciles. Muchas gracias a todos los jugadores con los que trabajé durante los últimos siete años. Ellos son los más importantes, los que lograron esos resultados sobresalientes. Un agradecimiento especial a todos sin los cuales este trabajo no tiene sentido: los aficionados. Me han estado mostrando su infinito apoyo y cariño en cada momento durante esos maravillosos siete años. Hubo tantos momentos que nos dieron que nunca olvidaré en mi vida.

Fue un honor y un placer ser miembro de un gran club como el Fenerbahce. Este es un nuevo comienzo para el Fener y no el final y estoy seguro de que los aficionados continuarán apoyando al club y que celebrarán nuevamente grandes momentos deportivos como lo hicimos antes“.