Ya es definitivo. El Valencia Basket – Olimpia Milán del próximo jueves de la Euroliga se jugará a puerta cerrada. Esa es la decisión que ha terminado tomando la Euroliga a instancias de la prohibición expresada por el Gobierno español.

Este es el comunicado con el que lo ha anunciado la Euroliga:

«Debido a la prohibición del Gobierno español de que los aficionados asistan a eventos deportivos profesionales que involucren a equipos provenientes de regiones consideradas en riesgo de transmisión de COVID-19, Euroleague Basketball confirma que el juego Valencia Basket-AX Armani Exchange Milan se jugará a puerta cerradas el jueves 5 de marzo a las 21:00 hora local CET, según lo programado.

Para garantizar la seguridad de los jugadores, entrenadores y árbitros participantes, para evitar la propagación del virus COVID-19 y para mantener la regularidad de la competencia, no se incluirán aficionados, VIP ni miembros adicionales del personal del club. Solo las personas mínimas necesarias, incluidos los jugadores, el cuerpo técnico, los árbitros, los apuntadores, el personal de la compañía de producción de televisión, el personal de operaciones de la arena y el personal médico, tendrán acceso al pabellón.»

La respuesta del Valencia Basket

«En relación al partido de Euroliga a disputar mañana jueves día 5 en la Fonteta, entre el Valencia Basket Club y el Armani AX Exchange Milán, y en concreto respecto a la “recomendación de medidas extraordinarias en relación con la situación provocada por el COVID-19” de las autoridades sanitarias, el Club informa:

Que desde el momento en el que ha sido conocedor de la noticia, ha estado en permanente contacto con las autoridades sanitarias, aportando de forma transparente y proactiva la documentación e información precisa para, en línea a los mensajes de tranquilidad que socialmente se están transmitiendo, demostrar que no existe ningún riesgo en lo que respecta a los aficionados; manifestando que siempre adoptará, como no puede ser de otra forma, las medidas que las autoridades sanitarias acuerden a este respecto.

Por ello, con la finalidad de no generar inquietud en nuestra afición, dar normalidad y evitar desinformación, quiere compartir con estos los siguientes datos objetivos respecto a la celebración de dicho encuentro de Euroliga, que se han puesto a disposición de las autoridades sanitarias para poder adoptar una decisión coherente y dentro de la absoluta normalidad respecto a esta situación concreta:

1.- Al Club le consta que no se desplazan aficionados italianos para presenciar el encuentro, y por tanto no hay desplazamiento de aficionados que provengan de las zonas de riesgo.

2.- El pabellón de La Fonteta tiene un aforo de 8.000 espectadores, de los cuales 7.750 son abonados anuales del club. El resto de localidades, en concreto 74 han sido vendidas a público local. Por lo tanto, no se contaría con aficionados desplazados desde las zonas afectadas de Italia.

3.- El Club ha informado a los periodistas italianos que tienen previsto cubrir el partido, que no se desplacen y que se les remitirá toda la información necesaria por vía telemática y online.

4.- El Club ha ofrecido la posibilidad de que sólo accedan sus 7.750 abonados de temporada, y por tanto, renunciando y devolviendo el importe a los 74 aficionados locales que adquirieron la entrada; activando para ello los tornos mecánicos de acceso en tal sentido y constatándolo de forma fehaciente.

5.- Que, siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y de las autoridades sanitarias españolas, se informará a los aficionados asistentes de las medidas de higiene recomendadas en esta situación.

Una vez trasladada toda esta información y medidas a las autoridades sanitarias, la decisión de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública de la Generalitat Valenciana ha sido que el encuentro se celebre a puerta cerrada, y así se informa a los aficionados.

Con ello cumplimos dicha decisión de jugar el partido a puerta cerrada, aunque no guste la decisión, ya que con las medidas citadas el partido cumpliría con los requisitos para poder disputarse con público y bajo total y absoluta normalidad, que entendemos que es el objetivo que se pretendía, y no el de generar una sensación preocupante en este caso en concreto.»