«Fue el primer entrenador que confió en mí y el que me dio un trabajo realmente importante dentro del equipo. Él es honesto. No oculta nada a sus jugadores y le tengo el máximo respecto como entrenador«.

Eran palabras de Sarunas Jasikevicius sobre Aíto García Reneses. Las decía hace 11 años en una entrevista con La Opinión de Málaga, todavía como jugador, en una visita con el Panathinaikos al Unicaja que por aquel entonces entrenaba el madrileño. Ahora se van a cruzar en los banquillos.

En la previa del Zalgiris – Alba de Berlín que se va a disputar en la Euroliga preguntaron a Jasikevicius sobre Aíto y la clave para seguir entrenando a los 73 años. Su reflexión no tiene desperdicio.

«Aprendí un montón de cosas de él y todavía tenemos una gran relación. Es un romántico del baloncesto que sigue las nuevas tendencias y se adapta a ellas. Esa es la razón por la que, a su edad, sigue siendo un entrenador de élite en la Euroliga. Me encanta verle y hablar con él sobre baloncesto porque tenemos diferentes filosofías«.