Ganar un Mundial y una Euroliga puede ser suficiente para convertir la carrera de un jugador en una gran carrera. Ganar más de un Mundial y más de una Euroliga… le hace llegar casi a cotas legendarias. Y solo tres jugadores en la historia han repetido en ambas categorías.

Como desvela el periodista Javier Gancedo, Rudy Fernández acompaña en ese selecto trío a dos jugadores legendarios como Serguéi Belov y Dejan Bodiroga. El primero fue Campeón del Mundo en 1967 y 1974 con la URSS, logrando la Copa de Europa en 1969 y 1971. Bodiroga va un paso más allá ya que logró 3 Euroligas (2 con Panathinaikos y una con el Barça) además de sus dos títulos mundiales con Yugoslavia.

En cuanto a medallas olímpicas, Rudy superaría a Bodiroga con 3 (el yugoslavo solo tiene la plata del 96) pero queda por detrás de Belov que consiguió 4.

¿Hasta dónde puede aumentar su palmarés?