El Zenit de San Petersburgo sumó su séptima victoria de la temporada al superar por 91 a 87 al Olympiacos. El equipo de Joan Plaza controló buena parte del encuentro pero los griegos apretaron en la recta final del partido para tener opciones de llevarse la victoria. Evgeny Voronov fue el máximo anotador del Zenit con 20 puntos mientras que Gustavo Ayón (15 puntos), Colton Iverson (12 rebotes) y Andrew Albicy (8 asistencias) fueron también claves para el triunfo. Aunque el gran protagonista estuvo en el bando perdedor: Vassilis Spanoulis.

Spanoulis firmó ante el Zenit uno de sus mejores partidos en la Euroliga. 31 puntos con 10 de 12 en tiros de campo (5/7 en triples), 7 asistencias y 33 de valoración que, sin embargo, no fueron suficientes para sumar una victoria. A sus 37 años, el escolta griego se ha convertido en el jugador de mayor edad de la historia de la Euroliga en anotar más de 30 puntos en un partido.

Además, es la segunda vez que Spanoulis supera la treintena en su extensa carrera en la Euroliga. La anterior fue en el año 2014 cuando anotó 34 frente al Neptunas Klaipeda con 6 triples y un prórroga en la que anotaría 6 de los 9 puntos de su equipo.

Hace menos de un mes, en el primer partido que disputó en 2020, Spanoulis se convirtió en el jugador con más puntos en la historia de la Euroliga y sigue aumentando sus registros.

El griego está mejorando sus registros de la pasada campaña en la Euroliga. De 10.2 puntos y 9 de valoración ha subido a 11.3 y 9.5, además de mejorar un 13.4% su acierto en el tiro de 2 (de 44.4% a 57.8%).