Una de las noticias de las últimas semanas en la Euroliga llevaba unos días cocinándose y hoy se ha confirmado: el Maccabi Tel Aviv ficha a Amare Stoudemire. El veterano ala-pívot, de 37 años, debutará de esta forma en la máxima competición europea en el que será su segundo paso por el continente, tras jugar en el Hapoel Jerusalem y empezar esta temporada en China (Fujian Sturgeons).

El equipo israelí ha hecho oficial la llegada de Amare Stoudemire hasta final de temporada, tercer refuerzo de las últimas semanas tras las incorporaciones de Jalen Reynolds y el base Aaron Jackson, que también llegaba de China. Lo hace para paliar las bajas que está sufriendo uno de los equipos que mejor lo está haciendo esta temporada en la Euroliga, en la que actualmente son terceros con 14 victorias y 6 derrotas.

Además, Amare Stoudemire posee la condición de israelí, por lo que podrá jugar como nacional en la Winner League, la competición doméstica. Las lesiones de Tarik Black y de Omri Casspi han forzado al Maccabi a buscar refuerzos en un juego interior que componen Othello Hunter, Jake Cohen y Quincy Acy. Por fuera, también han tenido las bajas de larga duración de John Di Bartolomeo y de Nate Wolters, además de Yovel Zoosman, que también ha caído lesionado.

La conexión de Stoudemire con el mundo israelí empezó en 2010, cuando habló por primera vez de sus vínculos con el judaísmo. Más tarde lanzó una marca de vino kosher, adoptó un nombre hebreo (Jehoshaphat) y compró acciones del Hapoel Jerusalem, con los que jugó dos temporadas. En marzo de 2019 recibió la nacionalidad israelí.

Hace unos días también se rumoreó un interés del Panathinaikos, pero finalmente Amare Stoudemire, que ha mediados de diciembre dejó su equipo en China para intentar regresar a Estados Unidos, recala en el Maccabi.