Es una noticia sorprendente que merece la pena explicar. El Cedevita croata y el Olimpija Ljubljana esloveno se fusionan, y como resultado nace el KK Cedevita Olimpija. Es algo poco habitual en el deporte profesional, pero que en este caso ha llegado a buen puerto, con muchas implicaciones.

El Cedevita aporta el patrocinador principal (Cedevita), su plaza en la Liga Adriática (el Olimpija la había perdido) y puede que jugadores y entrenadores. El equipo estará ubicado en Eslovenia y jugará en el Stozice Arena de Ljubljana, según explica el periodista Javi Gancedo.

El equipo también participará en la Eurocup. El equipo croata había quedado eliminado en las semifinales de la Liga Adriática, después de quedar segundos en la liga regular. Hasta ahora jugaba en Zagreb y mantendrán una estructura de categorías inferiores en la ciudad croata, donde ciertamente no contaban con un respaldo social relevante. Un movimiento curioso en Europa que abre un nuevo camino. Veremos cómo resulta esta unión y cómo responde la afición.

Precisamente en el banquillo del Cedevita arrancó la temporada actual Sito Alonso, aunque en octubre, a las pocas semanas de empezar la temporada, dejó el cargo. También llegaron a jugar allí Vitor Benite y Pablo Aguilar, que también abandonaron la disciplina del club unas semanas más tarde.