La Federación Israelí de Baloncesto ya ha comunicado la sanción para el griego Sofoklis Schortsanitis después de que el interior protagonizase una de las acciones más feas de la temporada al intentar agredir a un aficionado del Hapoel Jerusalem después de recibir insultos desagradables.

La sanción será de siete partidos sin jugar y pagar 18.500 dólares, no obstante, conviene señalar que ‘Baby Shaq’ sí estará en Milán para enfrentarse al CSKA de Moscú en la semifinal de la Euroliga, puesto a que solamente se perderá partidos de la competición doméstica.

El periodista David Pick ha adelantado la sanción, la cual el jugador del Maccabi Tel Aviv no recurrirá, ya que como el propio Big Sofo explicó en su día está arrepentido de su comportamiento.