Enero de 2018. El pívot griego Sofoklis Schortsanitis volvía a las pistas para disputar un partido con el Trikala, penúltimo equipo de la Liga Griega. Sería su primer y último encuentro… hasta hoy.

Schortsanitis ya había anunciado este verano su intención de seguir jugando al baloncesto y firmó por el Ionikos Nikaias, un recién ascendido con el que por fin ha debutado este fin de semana. Lo ha hecho frente al Panathinaikos jugando 9 minutos en los que solo ha producido un punto y una asistencia (0 de 4 en tiros).

Su sucesión de equipos ha sido compleja después de dejar su mejor época, en Olympiacos y Maccabi, atrás. En 2016 se lesionó con el Apollon Patras y se perdió lo que restaba de temporada. Intentó volver en enero de 2018 y jugó un partido con el Trikala, pero aquello no funcionó.

Ahora acaba de cumplir 34 años. ¿Volverá a poder jugar de forma regular?