La influencia del Coronavirus en el mundo del baloncesto se ha hecho notar en el gran número de ligas que han quedado sin finalizar. Unas han proclamado campeón (Zalgiris en Lituania, Zielona Gora en Polonia o el Igokea en Bosnia), otras han dejado el palmarés desierto y otras, como la del Reino Unido, quedaron a la espera de resolverse con el paso del tiempo… aunque no todos tenían la misma idea.

La British Basketball League decidió suspender la competición de forma indefinida ante los crecientes casos en el país. El comunicado, de hecho, indicaba que la liga «continuaba trabajando con todos los clubes y socios de BBL para explorar todas las opciones que nos permitan continuar la temporada con prudencia y seguridad lo antes posible.» Finalmente se ha decidido no volver a jugar y no designar un campeón.

Sin embargo, no todos los equipos han estado de acuerdo con esta situación y el que era líder de la clasificación, el Glasgow Rocks, pidió en el momento de la suspensión de la competición que se le proclame como campeón. Es un equipo que curiosamente obtuvo el liderato en la jornada previa a la suspensión por la derrota de los London Lions y hubiese supuesto el primer título en la historia.

Este era el comunicado en el que lo solicitaban, publicado en el mes de marzo.

«Hemos completado el 75% de nuestros partidos programados en el Campeonato y somos líderes claros de la liga con un porcentaje de victorias del 80%. Creemos firmemente que, en el espíritu de integridad deportiva, la temporada debería terminar ahora y que Glasgow Rocks se anuncia como ganador del Campeonato para la temporada 2019/20. Hacer lo contrario va en contra de la integridad deportiva

Tras el anuncio oficial de la suspensión han vuelto a reiterarse en su posición aunque aceptan la decisión de la BBL:

«Cuando se pospuso la temporada, Glasgow Rocks había completado el 75% de sus juegos de campeonato y quedó claro en la parte superior de la tabla con solo 5 juegos restantes. Es decepcionante, pero no en absoluto sorprendente, que la junta de BBL haya decidido descartar los esfuerzos de nuestro entrenador y jugadores que en ese momento habían demostrado ser el equipo más fuerte del Campeonato. Glasgow Rocks acepta la decisión de BBL y no hará más comentarios al respecto

Las respuestas de algunos equipos no se han hecho esperar como la de los Bristol Flyers que les han otorgado un certificado por participar. Los London Lions también han bromeado al respecto.