El Hereda San Pablo Burgos es el campeón de la Basketball Champions League. El conjunto burgalés ha escrito ante el AEK de Atenas una de las páginas más brillantes de su historia al derrotar al conjunto griego por 85 a 74. Una victoria contundente que se suma a las conseguidas durante el resto de la Final a 8 y donde han sido el claro dominador de los tres encuentros disputados. El título de campeón, además, va acompañado de un premio de un millón de Euros.

El AEK mandó en el primer cuarto (14-24) pero la reacción del Hereda San Pablo Burgos no se hizo esperar. Un parcial de 35-12 en el segundo periodo puso a los de Joan Peñarroya por delante en el marcador con un gran rendimiento de Omar Cook (4 triples) y Thad McFadden.

En la segunda mitad el ritmo del partido bajó y las defensas elevaron su nivel pero de nuevo fue McFadden el que lideró a los burgaleses. Llegó la máxima renta de 20 puntos y el dominio seguía favoreciendo al equipo de Peñarroya.

Los intentos del AEK consiguieron llevar el partido a una diferencia cercana a la decena pero el partido ya estaba controlado por el San Pablo Burgos que terminó venciendo por 85 a 74.

El mejor del Hereda San Pablo Burgos fue Thad McFadden con 18 puntos. Le acompañaron Omar Cook con 15 puntos y Dejan Kravic con 11 rebotes.